Art Al Quadrat, colectivo artístico

«Somos creadoras duales feministas a demanda, con la misión actual de crear y “criar”»

Gema y Mònica, Mònica y Gema son puro arte al cuadrado. De ahí el nombre de su colectivo. Su labor, que partió de su propia dualidad, tiende a expandirse para recoger las inquietudes de los demás. Sólo por eso, ellas ya «dan que hablar»

El selfie de Art Al Quadrat para “Darán que Hablar”

Nombre completo: Art al Quadrat son Gema y Mònica del Rey Jordà. Lugar y fecha de nacimiento: Nacimos el 2 de agosto de 1982, en Valencia, por parto múltiple. Residencia actual: Torres Torres (Gema) y Canet d’En Berenguer (Mònica), localidades ambas de la Comunidad Valenciana. Estudios: Licenciadas en Bellas Artes, tituladas en el Máster en Producción Artística en la UPV. Mònica además es doctora en Bellas Artes por la UPV. Ocupación actual: Artistas visuales.

Qué les interesa. Ahora que somos madres recientes, nos autodefinimos como creadoras duales feministas a demanda con la misión de crear y criar. Forma parte de nuestras circunstancias actuales, en las que vimos necesaria una redefinición completa. Esta, en cada momento de nuestra trayectoria, va variando, aunque en esencia trabajamos siempre lo mismo: el destapar los patrones anclados, las heridas no cerradas, mezclando la experiencia personal y biográfica, reflejando a partir de todo ello al colectivo. Por eso tratamos temas que nos importan, que tienen un interés general y que nos obligan a implicarnos y posicionarnos de forma crítica: familia, tradición, cultura, religión, política, comida…

“Retrato de familia. Madre. Purificación” (2008)

De dónde vienen. Hemos expuesto en muchos lugares, tanto nacionales como internacionales. Nuestra obra encaja más en instituciones, y se ha mostrado en exposiciones comisariadas o derivadas de convocatorias, becas y premios. Hemos expuesto o proyectado vídeos en el EACC, el Centro del Carmen, el IVAM; Fabra i Coats en Barcelona; Centro Párraga de Murcia; Velan Centro d’Arte Contemporanea de Turín, el Museo de Arquitectura Suizo; el Film Society of Lincoln Center… Recientemente hemos expuesto en la Bienal de Arte de Mislata, en el Centro Comarcal de Humanidades Sierra Norte, en la Cabrera, con motivo del XII Premio de Instalación Mujer, y próximamente lo haremos en Barcelona, en el Centre Cívic Can Felipa, seleccionadas en la convocatoria de Artes Visuales 2016.

Respecto a las galerías, destacamos la exposición en Visor, una de las firmas referentes de fotografía en España, donde fuimos teloneras de Mladen Stilinovic y Tadeo Pogacar con la obra «Limbo económico en tres actos», refiriéndonos a tres situaciones donde la inversión económica queda cuestionada.

Por último, queremos comentar que estamos representadas por Coll Blanc Espai d’Art, dirigida por nuestro admirado Mariano Poyatos, un proyecto de galería en el espacio periférico (está en plena naturaleza, dentro del maestrazgo de Castellón), donde pudimos mostrar un proyecto introspectivo sobre nuestra condición de gemelas desde cuatro perspectivas: física, mental, emocional y espiritual.

“Dualidad” (2003)

Supieron que se dedicarían al arte desde el mismo momento mismo en que… Nuestra madre nos dejó pintar en las paredes de casa cuando éramos pequeñas. De ahí que no sepamos muy bien el momento exacto. Pero Gema desde siempre quiso ser pintora y desde los cinco años ya sabía que quería estudiar Bellas Artes. Después de recorrer todo Sagunto buscando un lugar donde aprender a pintar, finalmente nuestra madre dio con unos cursos nuevos en una caja de ahorros, y allí tuvimos la suerte de toparnos con Carmen Michavila, hija de Joaquin Michavila, que nos siguió abriendo la mente. Mònica también, de manera natural, daba por sentado que estudiaría Bellas Artes.

Montaje de la serie “Retrato de familia”

¿Qué es lo más extraño que han tenido que hacer en el mundo del arte para «sobrevivir»? Lo más raro o lo más loco ha sido combinar varios proyectos a la vez y en ciudades distintas. Justo antes de ser madres, cuando estábamos embarazadas, Mònica por las mañanas trabajaba en un proyecto artístico en el EACC de Castellón con una Beca Hábitat, a mediodía y por las tardes daba clases de arte a público infantil, mientras Gema hacia una residencia en la Fabra i Coats, en Barcelona, con otro proyecto artístico, (incluyendo dos talleres sobre el tema) a los que se unía Mónica, intermitentemente.

«Nuestra forma de reivindicar es aceptar proyectos con presupuesto y honorarios tanto para nosotras como para los demás»

Además de todo eso, preparamos un taller para estudiantes de bachillerato artístico en Terrassa, también becado. Aprovechábamos los festivos de cada sitio, que eran diferentes (Semana Santa, Fallas y Magdalena), para ir y venir. Sorprendente, en el calendario cuadraba todo. No había huecos por ningún sitio y unas cosas nos ayudaron a financiar otras. Pero de repente todos los proyectos se acabaron a la vez, y Gema tuvo que salir a vender en mercados de artesanía con su pareja para sobrevivir, mientras Mònica siguió dando clases de arte.

“Retrato de familia. Padre. Mano” (2008)

Sus «yo virtual». Desde hace muchos años tenemos nuestra página web, que actualizamos nosotras mismas. En la última renovación completa, coincidiendo con la maternidad, empezamos a ser más activas en redes, tratando de ser más visibles para compensar el no poder viajar tanto. En el blog (dentro de la web) publicamos comentarios en vídeo de nuestras obras para hacerlas más accesibles al público. Las redes que más usamos son Facebook e Instagram. Las webs que más consultamos son Arteinformado, Exit, Xtrart, M-arte y Makma y seguimos los blogs de Marisol Salanova y Semíramis en Babilonia.

“De falsas gemelas a gemelas verdaderas. Útero” (2012)

Dónde están cuando no hacen arte. Uno de nuestros principios como artistas es conseguir mejoras en el ámbito laboral, y si se quieren mejoras colectivas, hay que estar en colectivo. Por eso estamos asociadas a AVVAC Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón y a MAV Mujeres en las Artes Visuales. Las dos son importantes para nosotras porque se complementan: la una por temas de las buenas prácticas profesionales y la otra por la visibilización de la mujer artista (aunque las dos incluirían la preocupación de la otra). Por otro lado, hace cuatro años Gema formó parte de la directiva de AVVAC. Además, nuestra forma de reivindicar es aceptar proyectos con presupuesto y honorarios tanto para nosotras como para los demás, como cuando Mònica descartó formar parte de un jurado porque los artistas seleccionados para exponer en un centro cultural no iban a recibir remuneración alguna.

“Limbo económico. Primer acto: El ahorro” (2014)

Les gustarán si conoce a… La facultad nos permitió aprender y conocer multitud de referentes de todas las disciplinas, pero lo más valioso fue el descubrimiento de referentes mujeres como Eija Liisa Ahtila, Marina Abramovic, Louise Bourgois, Sophie Calle, Jane y Louise Wilson, Esther Ferrer, Eugenia Balcells o Eulàlia Valldosera, gracias a profesoras mujeres como Empar Cubells. Por supuesto, también artistas hombres como Bill Viola, Antoni Muntadas, Francesc Torres… Aunque con el tiempo nos preguntamos por qué nadie nos habló de artistas mujeres españolas imprescindibles e innovadoras como Marisa González o Concha Jerez.

«Con el tiempo nos preguntamos por qué nadie nos habló de artistas mujeres españolas imprescindibles e innovadoras como Marisa González o Concha Jerez»

Respecto a nuestros colegas, destacaríamos a aquellos a los que hemos visto desde sus inicios y que aún mantienen su obra y trayectoria, como Marla Jacarrilla, Rosana Antolí y Joanma Menero (de Espai Tactel), con las cuales coincidimos durante la carrera de Bellas Artes en la misma clase. Además, Greta Alfaro, Núria Güell, Patricia Gómez y María Jesús González, Fermín Jimenez Landa y un sin fin de artistas a los que admiramos.

“Limbo económico. Primer acto: el ahorro” (detalle)

¿Qué se traen ahora mismo entre manos? Trabajamos sobre la Guerra Civil, que era un tema pendiente en nuestra obra y del que nuestro imaginario familiar ha mantenido vivo mediante los recuerdos de nuestros abuelos. No es que no lo hubiéramos tratado ya, pero no con esta intensidad, ni de forma tan directa.

Todo fue por nuestro galerista Mariano Poyatos y la Asociación Pozos de Caudé, que nos propusieron una exposición sobre la memoria histórica de varios pueblos de Teruel. Y lo que nos movió no sólo fue los datos de los fusilados y enterrados en fosas, ni la visita a los cementerios o cunetas, que también, sino la emoción que seguían sintiendo sus familiares por encontrar los restos de sus seres queridos, o por recordar a sus muertos y por denunciar la injusticia que pasaron. Así que después de darle vueltas al tema para poder hablar de algo coral en el que se vieran reflejadas varias historias, empezamos a componer jotas sobre mujeres republicanas. De aquí nacen varios proyectos que se van a ir mostrando poco a poco.

“Limbo económico. Primer acto: Autoahorro” (2014)

¿Cuál es su proyecto personal favorito hasta el momento? De los que ya están terminados, y quitando nuestra obra emblema sobre la Dualidad, nos quedamos con «Retrato de familia». Como proyecto ha sido el más completo tanto conceptualmente como de resultado artístico. Tiene muchas lecturas posibles y muchas formas de exponerlo: como obras separadas, en conjunto, por generaciones, por género…

«Pese a que nuestra obra hasta ahora hablaba de nosotras, estamos expandiéndonos y abriéndonos. Vemos nuestro trabajo como un canal para contar las historias de todos»

Aquí salió ya la Guerra Civil con la historia de nuestros abuelos, la generación de la posguerra de nuestros padres, que buscaron el progreso, y nuestra generación perdida dentro de sus traumas. Quizás esta obra es difícil de visualizar y muy personal, pero a la vez retrata a la familia de todos. No son temas muy contados, por lo menos conforme lo narramos nosotras: desde lo que se esconde y oculta en la familia, separaciones, incongruencias, dolor… Es, en definitiva, un intento de preguntarse cómo ha cambiado el retrato de familia tradicional que no puede mantenerse debido a las diferentes formas que hay en la actualidad.

“Jotas olvidadas”

¿Por qué tenemos que confiar ellas? Porque los proyectos que tenemos en la cabeza y que van madurando con el tiempo nacen desde la necesidad y lo auténtico. Es lo que queremos hacer y en cuanto uno quiere hacer su proyecto de vida, lo que más le demanda su ser, lo que sabe que ha venido a hacer a este mundo, no trabaja para sí mismo, sino para beneficiar al colectivo. Pese a que nuestra obra hasta ahora hablaba de nosotras, estamos expandiéndonos y abriéndonos hacia el exterior. Vemos nuestro trabajo como un canal para contar las historias de todos.

“Al refugio” (2016)

¿A quién cederían el testigo de esta entrevista? Por el concepto de su obra y su materialización, cederíamos el testigo a Patricia Gómez y María Jesús González, que captan la memoria de los lugares apropiándose de la piel de las paredes, registrando las historias que en él se han vivido.

Texto publicado en ABC.es el 23 de mayo de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *