Así se preparan ya en Madrid las ferias de arte de 2018

Los últimos días de esta temporada sirve para que las ferias de arte españolas que se celebran en el mes de febrero seduzcan a las galerías que a ellas aplican mostrando novedades. De la desaparición del país invitado en ARCO’18 a la nueva dirección de JustMad, el cambio de ubicación de Drawing Room o el de fecha y sede de We Are Fair!

Uno de los estands de ARCO 2017

A pocos días de acabar la temporada, ya nos llegan noticias de cómo afrontarán la siguiente las ferias de arte que se celebran en Madrid en el mes de febrero, esto es, ARCO, como madre de todas las batallas, y sus satélites, que aprovechan también estas jornadas estivales para presentar sus novedades, no tanto para seducir a los posibles futuros visitantes, como a las galerías que han de aplicar a sus programas en las siguientes semanas.

Sin duda alguna, el cambio más significativo en la cita que dirige Carlos Urroz es la desaparición de la sección dedicada al país invitado, una seña de identidad de la feria de Ifema que se remonta a décadas atrás y cuyos únicas ausencias fueron aquella edición de Lourdes Fernández en la que se optó por cambiar la nación invitada por una ciudad (fue el caso de Los Ángeles en 2010), y la del XXXV aniversario de 2015, en la que se optó por un ámbito que homenajeara toda la trayectoria de la feria.

Un hombre contempla una obra de Olafur Eliasson en el estand de Elvira González

ARCO, en 2018, no se rendirá ante los pies de ningún país (algo, por otro lado, que solo unos pocos han resuelto con eficacia), sino que apostará por un concepto. En este caso, se tratará del de «futuro», para el que se tira de una galáctica como comisaria –la gallega Chus Martínez– que se rodeará de un equipo del que formarán parte Rosa Lleó (directora desde 2014 del espacio independiente The Green Parrot en Barcelona) y Elise Lammer (co-comisaria del Kunstverein SALTS en Basilea, ciudad en la que Martínez es directora del Instituto de Arte de la FHNW Academy of Arts and Design).

La llegada a JustMad de Semíramis González y Daniel Silvo, agentes españoles de las últimas hornadas, redundará en un «rejuvenecimiento» de su propuesta

Martínez le roba una cita enorme a Borges para titular su nueva sección en Ifema: «El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer». Y señala: «Crear un espacio para el futuro dentro de un encuentro como ARCOmadrid es doblemente complejo. Podría, traído a este contexto, malinterpretarse como un ejercicio de prospección en el futuro del mercado del arte y no en el futuro de nuestras acciones y responsabilidades para con el arte y la cultura. Pero abordar la naturaleza del lenguaje artístico, institucional, mediático, pedagógico cuando hablamos del futuro como si fuera un milagro que nos vaya a acaecer dentro de una edición de ARCO puede ser tan extraño como productivo precisamente por la compleja y difícilmente reducible naturaleza de este evento dentro de la Historia de nuestra relación con el arte contemporáneo y sus mundos».

En definitiva, las tres comisarias se plantean como reto «proponer una visión de la complejidad que nos acecha», abordando con la selección de galerías que lleven a cabo y que aún es un secreto «lo que alimenta hoy al arte y la sociedad». Lo que no quede claro de su discurso en su selección de galerías y obras se podrá explicar en la jornada de «presentaciones, debates y conferencias» a los que dé pie este sector. Más apasionante será averiguar qué van a hacer todos esos espacios de la ciudad que se dedican a programar en las semanas de ARCO en función del país que les «dicta» la feria madrileña, que en su próxima edición, la número 37, se celebrará entre el 21 y el 25 de febrero. ¿Será 2018 finalmente el año de España?

Un estand de la última ediciónde Just Mad en el Colegio de Arquitectos

Desaparece el país invitado, como este 2017 desaparecieron los Solo Projects, que un año más (aquí no hay cambios) dará pie a la sección «Diálogos» y que seguirá en 2018 capitaneado por María y Lorena Corral y Catalina Lozano. Donde sí que se mueven los equipos es en «Opening», el ámbito que se ocupa de las galerías de menos de siete años, que alcanza ya las ocho ediciones (de forma que, como con ironía subrayan desde la feria, si este espacio fuera una galería, ya no tendría cabida en ARCO). AStefanie Hessler, que ya participó en 2017 en la feria, se une ahora Ilaria Gianni, que sustituye a Juan Canela. En el abultado currículum de ambas no se cita ningún proyecto en nuestro país, lo que podría limitar la entrada de nuevas galerías españolas (más por desconocimiento que por otra cosa) en un sector que ha dado tan buenos resultados a firmas como etHall, García Galería o Espai Tactel.

Cambios también en las ferias satélites; los más destacados en JustMad, en caída libre desde los últimos años y que necesitaba un enjuague de urgencia. Hasta allí llegan a la dirección artística Semíramis González yDaniel Silvo, agentes españoles de las últimas hornadas, lo que redundará en un «rejuvenecimiento» de su propuesta. Ellos presentan la que será la novena edición de esta cita como un feria que se propone como «eje de encuentro entre Europa y Latinoamérica» (una vocación de la que siempre ha presumido ARCO y que ahora se diluye en su sección «Diálogos»). El nuevo equipo ha conformado asímismo un nuevo comité de selección que incluye a coleccionistas como Pilar CitolerBasola Vallés o el mexicano Guillermo Rozenblum. Pero también a galerías como Herrero de Tejada, Loo & Lou, ex galeristas como Oliva Arauna o Norberto Dotor o la plataforma londinense para la difusión del arte español y latino SCAN.

Sin país invitado, queda el morbo de saber qué programarán todas esas instituciones que se han rendido siempre al país invitado que les «dictaba» ARCO

JustMad da un golpe de efecto trasladándose del Colegio de Arquitectos (donde nunca funcionó) al Palacio Carlos María de Castro (en la calle Fernando El Santo, 14) en un intento por reverdecer los laurales de la edición que dejó mejor sabor de boca de la feria, la de JustMad2 en un palacete de la calle Velázquez. Sus dos plantas reducen el número de galerías convocadas a 50 (aunque los jardines se habilitarán también para la exhibición de proyectos en las antiguas caballerizas), que se repartirán entre el salón general y las nuevas secciones: «Brand New» (en inglés, como marcan los cánones) para «espacios de trayectoria incipiente y programación arriesgada» (el «Opening» de esta cita), «Solo Project» (en el arte, nada se crea ni se destruye, solo transita de una feria a otra) y «Contex», en manos del comisario mexicano Octavio Avendaño y la holandesa Inez Piso, que llegan del Museo Jumex y el Schhloss Ringenberg, respectivamente.

Una escena de la pasada edición de Drawing Room

Por último, también cambia de sede Drawing Room, la cita dedicada al dibujo. Una feria aclamada por la crítica y valorada por los visitantes, pero a la que todos ponían un pero de manera unánime: su emplazamiento. Sus problemas de espacio, auténtica ratonera en su ubicación hasta este año en el Barrio de Salamanca, deberían subsanarse en el Salón de Baile del Círculo de Bellas Artes, a donde transitará en su tercera edición en 2018. Su directora, Mónica Álvarez Careaga sigue apostando por el formato salón, de no más de 36 galerías, a las que se les limitará a tres el número de artistas que pueden exhibir. A su comité de asesores acceden dos responsables de museos: Elsy Lahner, conservadora en La Albertina de Viena, e Inmaculada Corcho, del Museo ABC. Ellas se unen a Ivânia de Mendoça Gallo (Lisboa), Susana Sanz (Pekín), Mercedes Estarellas y Simona Gavioli, donde, si no fuera por la presencia también del director de Artesantander y galerista Juan González de Riancho, se alcanzaría un pleno de participación femenina.

Y una feria que no celebró edición en este febrero de 2017 fue We Are Fair!. Eso fue así porque sus cambios se estaban gestando pero para la «rentrée» de este mismo otoño. De esta forma, del 2o al 22 de octubre tendrá lugar la segunda entrega de esta cita, que abandona el formato hotel por la Sala de Bóvedas del Conde Duque. Su plazo para presentar solicitudes continúa unos meses más. Semanas después, en noviembre (del 15 al 19) Art Madrid, otra habitual del mes de febrero, se adelanta generando una feria satélite especializada en el papel como soporte. Su nombre será On Paper y se diferenciará de Drawing por apostar desde el Palacio de Cibeles (la sede de los últimos años de su hermana mayor) por apostar no sólo por el dibujo sino también por la obra gráfica y la fotografía.

Art Madrid, en Cibeles, el pasado mes de febrero

Texto publicado en ABC.es el 26 de julio de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *