Gabinete, LOOP, Sculto y FAC: Ferias en “espacios raros”

Ferias de arte que tienen lugar en «espacios raros»

Un museo, como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; un hotel, el Catalonia Ramblas en Barcelona; la casa de un artista en Cobeña (Madrid); y un mercado, el de San Blas, en La Rioja. Son las sedes, respectivamente y durante estos días, de Gabinete, LOOP, III Feria de Arte en Casa y Sculto. Cuando el mercado del arte escapa del cubo blanco de la galería

Detalle del montaje de Gabinete

Hay vida (comercial) más allá del espacio de la galería. De hecho, para eso se inventaron las ferias. Pero incluso la crisis y la necesidad de agudizar el ingenio y buscar fórmulas alternativas a las mismas han llevado a muchos de sus organizadores a desarrollarlas lejos del habitual recinto ferial o palacio de congresos. Si bien es cierto que un contexto diferente no garantiza más ventas, al menos, los nuevos entornos colonizados por el arte aportan en ocasiones un plus para decidirse y planear la visita a estas ferias diferenciadas. Ya se sabe: ver y ser visto, a ser posible en un entorno cómodo y distendido.

En nuestro país, entre los primeros en romper la espita y lanzarse a buscar un escenario diferenciado para una feria de arte fue LOOP, que esta semana cumple quince años. En su caso, la especialización venía además dada por la temática abordada –el vídeo y la imagen en movimiento– eligiendo por aquel entonces como sede un hotel en Barcelona. Lo que en ese tiempo pudo ser visto como una excentricidad dio pie a un modelo más barato para el expositor (que no ha de pagar estand, sino solo el precio de la habitación y que incluso se puede alojar allí) y más cómodo para el visitante (al que, si le dejan, puede espanzurrarse en una cama o un sofá para disfrutar de las obras expuestas). Y aunque tiene sus limitaciones (de espacio; de imposibilidad, muchas veces, de colgar cosas de las paredes; de encontrarse uno teniendo una conversación con un artista frente a un retrete…), la fórmula no debe de ser tan mala cuando ha dado pie a clones de todo tipo de condición y pelaje, y mayor o menor recorrido: JAAL y Room Art Fair en Madrid, Cuarto Público en Santiago de Compostela, Art & Breakfast en Málaga, Art Photo Barcelona

Sculto. La Rioja. Del 31 de mayo al 4 de junio
Obra de María Jesús Rodríguez para Sculto (stand de Gema Llamazares)

Por último, desde el 31 de mayo y hasta el 4 de junio, el foco se sitúa en La Rioja. Allí nace Sculto, la primera feria especializada en escultura en España y que se asienta en un antiguo mercado, el de San Blas, en la Plaza de Abastos de la capital riojana, un edificio diseñado por Fermín Álamo y construido en 1930. La iniciativa podría considerarse una locura a tenor de la escasa tradición galerística en la ciudad y su por lo mismo inexistente mercado (del arte), pero el plantel de galerías reunidas y su programa de ponencias (que se desarrollarán en el Museo Würth y en el que participarán Glòria Picazo, directora durante 15 años de La Panera; Daniel Castillejo, director de ARTIUM; Jaime Sordo, presidente de la Asociación de Coleccionistas 9915, y la propia directora del Würth, Silvia Lindner, que forma parte del equipo asesor de la feria) invitan al optimismo.

Hasta el norte se desplazarán para acompañar a los organizadores (Enrique Martínez Glera, Beatriz Carbonell y Josemaría Esteban Ibáñez) y al comité de selección (Susana Baldor, la mencionada Lindner yEnrique Martínez Goikoetxea) hasta 16 firmas nacionales: como la vallisoletana La Gran, que trae el trabajo de Laura Salguero y Enrique Marty; o Siboney, representante de Daniel Martín o Dis Berlín. También acuden firmas como Álvaro Alcázar (Arroyo, Canogar, Garaizabal…), Gema Llamazares (Verbis, Avelino Sala) o Vanguardia (Javier Pérez, Mabi Revuelta…). Casi 50 artistas y más de doscientas obras que hablan de tridimensionalidad. Lo de que se esté en una antigua plaza de abastos habrá de ser lo de menos.

LOOP. Barcelona. Días 25 y 26 de mayo
Vídeo de Marina Núñez en Loop

En esta decimo quinta edición, LOOP reduce su duración una jornada (se celebra entre el 25 y el 26 de mayo en el Catalonia Ramblas de la calle Pelayo) y se incardina temática con el festival en el que se integra atendiendo a su lema (esbozar una mirada a los pioneros de la disciplina videográfica), sin olvidar su futuro y sus desafíos en el presente: los problemáticos canales de distribución, el rápido desarrollo de las tecnologías audiovisuales en las que se asienta… Un comité que descansa en cuatro reconocidos coleccionistas internacionales —Jean Conrad e Isabelle Lemaître (París), Haro Cumbusyan (Estambul y Zúrich), Renée Drake (Rótterdam), y Marc y Josée Gensollen (Marsella) se han encargado de seleccionar los 45 trabajos que se presentan en esta ocasión de artistas de 28 países. Curiosamente, en el caso español, las tres creadoras presentes son mujeres: la Premio Nacional y Velázquez Esther Ferrer (Àngels Barcelona), Cristina Lucas (Juana de Aizpuru) y Marina Núñez (RocioSantaCruz).

Y como todos los años, el espectador encontrará de todo un poco, como en botica: creadores que saltan de la Bienal de Venecia a Barcelona (Sasha Pirogova en Triangle Gallery; Marcos Ávila Forero, de los pocos que repiten en dos habitaciones, la de Dohyang Lee y la de ADN; y Mohau Modisakeng, en Ron Mandos). Cineastas como A. Weerasethakul (Anthony Reynolds); artistas más comprometidos como el Ferhat Ozgur que llega a The Pill; autores que se sirven de las técnicas de animación digital e informáticas como Rafaël Rozeendal (Steve Turner) o Erdal Inci(Art On Instanbul), junto a pioneros que forman parte del programa «Winding the Clock Back»: Yona Friedman, Analívia Cordeiro… Como novedad, LOOP presenta la versión beta de VIDEOCLOOP, un archivo online para la difusión e investigación de las obras presentadas en pasadas ediciones.

Gabinete. Madrid. Hasta el 28 de mayo
Obras en Gabinete

Saltamos a Madrid, donde la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es desde el jueves y hasta el domingo la sede de la segunda edición de Gabinete, la feria especializada en dibujo y en estampa. No es la primera que se desarrolla en un museo (Ilustrísima reúne a dibujantes e ilustradores cada Navidad en el Museo ABC), ni la única dedicada a estas disciplinas (de hecho, se inspira en la feria del grabado de la Royal Academy of Arts de Londres, mientras en Madrid cuenta con un hermano mayor, Drawing Room, especializado en dibujo expandido); pero sí que es una feria a imagen y semejanza de su director, el gestor Víctor del Campo, que reconoce que la puesta en marcha de esta iniciativa persiguió siempre quedarse con lo mejor de experiencias expositivas similares (no en vano, el fue durante algunos años director de Estampa), en una apuesta por la calidad de unas piezas «difíciles de encontrar en otros mercados y que, por la ausencia del mismo en España, obliga a precios más competitivos».

Quince fueron las firmas convocadas en la primera edición –definida como «piloto» por Del Campo– que ahora crecen hasta las 25. Lo que singulariza a Gabinete es que al salón se accede por invitación de su comité organizador (los responsables de las galerías Artur Ramón, La Caja Negra, Benveniste, Taller del Prado, Jorge Juan, Librería Bardón, Palau Antiguitats y el propio director de la feria), que también evalúa las candidaturas de galerías propuestas por firmas que ya la integran, lo que da pie a un «selecto club»: «La ventaja de este sistema es que hace que todo el mundo se conozca y se sienta más cómodo. Así mismo, sirve para evaluar carencias e ir rellenándolas». Si en 2016, el patio del museo recibió a los expositores, este año, los «estands» se distribuyen por las salas de exposiciones temporales de la institución en un recorrido serpenteante diseñado por el arquitecto Juan Herreros. “Espacio-boutique” lo llaman.

Y aunque el reclamo, sin duda, de la edición será el «San Antonio» de Murillo en Artur Ramon (que también atesora 66 dibujos de Unamuno), valorado en 300.000 euros, habrá que estar muy atentos en el despliegue de las dos alas, ya que se ha reforzado la sensación de gabinete, algo caotico, lo que dificulta distinguir las cuatro secciones de la propuesta (arte antiguo, arte del siglo XX, arte contemporáneo y área del libro), pero da pie a sorprenderse constantemente en el cruce de nombres y tendencias de cinco siglos de Historia del arte: de las aportaciones de Tacita Dean en Burch (de las pocas firmas extranjeras), a las monográficas de Luis Gordillo en Taller de las Vistillas o Ramón Casas en Gothsland de Barcelona.

Entre medias, mucho Miró, mucho Goya, algún Picasso (como el «Estudio de baile» de Chiclana Galería) un bello Fortuny en Caylus, «vedute» de Piranessi en Frame, José Pedro Croft en La Caja Negra; Amparo Sard, Schlosser y Luis Feo en N2; colaboraciones entre Picasso y Lorca o Alberti y Tàpies en forma de libro en Balagué; entre Benjamín Palencia y Juan Ramón en Casals… Mucho por descubrir en un camino que desemboca en la librería (donde no consiguió introducir su «Apostolado» Guillermo Martín Bermejo, que lo muestra de forma más convencional junto a obras de Juan Zamora, Pérez Villalta o Saura en el espacio de los organizadores, el Gabinete de la Sociedad de Amigos del Dibujo y la Estampa.

III Feria de Arte en Casa. Cobeña. Día 27 de mayo
Un espectador en la edición de 2016 de FAC

El sábado habrá que trasladarse a la localidad de Cobeña, en Madrid. El artista David Heras vuelve a convertir su chalet en sede de FAC, Feria de Arte en Casa, que va camino de la tercera convocatoria. Lo que comenzó siendo una crítica a la explosión de ferias experimentadas en los últimos años y un deseo de que el artista volviera a situarse en el centro de la promoción de su propia obra se ha convertido ya casi en una cita obligada: «De hecho, la repetimos por masoquismo, por amor al arte y por aclamación popular, porque cada vez recibimos más apoyos y porque nos hemos dado cuenta de que es una fórmula maravillosa para acercar el arte al público».

Este 2017 trae como novedad la mayor presencia de videoarte frente a la pintura de otros años. No en vano, Antonio Ortuño presentará allí su festival alternativo de vídeo Under the Subway, que igualmente nació de una forma muy casera. También el desarrollo de mesas redondas (dos, a cargo de Alfonso de la Torre y de Marta Pérez Ibáñez), así como una mayor implicación con las nuevas tecnologías para dar a conocer en tiempo real lo que sucede en la cocina, en el comedor, en las habitaciones o el garaje, que volverán a poblarse con viejos conocidos (Patricia Mateo, José Luis López Moral, David Delgado Ruiz, que ahora viene a presentar su galería en la web DDR…), junto a nuevos convidados como Olalla Gómez, Mister Simplemente o José Antonio Vallejo Serrano. Recuerden que sólo tienen un día para disfrutar de «esta osadía; una feria diferente y diferenciadora»: este próximo sábado.

Puede que dé pereza desplazarse (no es precisamente el centro de Madrid), pero eso asegura el «nivel» de público convocado: gente interesada; hasta 300 personas en las ediciones anteriores, pese a competir con finales de Champions y metereología adversa.

Texto publicado el 25 de mayo de 2017 en ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *