Jesús Madriñán, fotógrafo

“Centro mis experimentos en la subversión de la fotografía de estudio”

Sólo por apostar por la fotografía analógica en plena era digital, y trabajar con cámaras antiguas adaptadas, merecería la pena acercarse al trabajo de Jesús Madriñán. Pero es que además sus retratos son de gran calidad. Él «da que hablar»

Autorretrato de Jesús Madriñán desde su estudio en la Academia de España en Roma
Autorretrato de Jesús Madriñán desde su estudio en la Academia de España en Roma

Nombre completo: Jesús Madriñán. Lugar y fecha de nacimiento: Santiago de Compostela, 1 de enero de 1984. Residencia actual: Roma (becado por la Academia de España). Estudios: Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y Master en Fotografía por la Central Saint Martins, University of the Arts de Londres. Ocupación actual: Artista.

Qué le interesa. En el fondo, se trata de entenderse a uno mismo, de ahí la necesidad de analizar la realidad que me rodea. Soy una persona muy reflexiva y, en mi día a día, me enfrento a mil preguntas, intento comprenderme y saber de dónde vienen mis sentimientos, mi actitud, mis miedos, las decisiones que tomo o las tentaciones que siento. Me interesa la vida, sin más, y cómo el arte se vale de ella para reafirmarse y constituirse. Trabajo en torno a la identidad, y centro mis experimentos en la subversión de la fotografía de estudio, nutriéndome de la paradoja que surge al emplear técnicas tradicionales y minuciosas en situaciones inevitablemente espontáneas e inaprensibles. 

Imagen de la serie "Sin título (Dopo Roma)" (2016)
Imagen de la serie “Sin título (Dopo Roma)” (2016)

De dónde viene. De forma individual, he expuesto en los Centros Culturales de España en México y Montevideo; en el Centro Kavlin de Punta del Este, y en el Festival Menotrentuno de Italia. En colectiva,s he participado en «Contexto crítico. Fotografía española del siglo XXI», comisariada por Rosa Olivares para Tabacalera; en «P2P. Prácticas contemporáneas en la fotografía española», comisariada por Charlotte Cotton, Iñaki Domingo y Luis Díaz para PhotoEspaña, y en «Edita: Secuencia/Sentido», comisariada por Miguel von Hafe para el Centro Galego de Arte Contemporánea. En ferias, he expuesto con mis galerías Rocío Santa Cruz Trinta en Paris Photo, ARCO, Unseen Amsterdam, Pulse Miami o Art Lima. De netre todos, el proyecto que destacaría sería mi libro «Boas noites», publicado por la editorial Fabulatorio, que acaba de ser nominado al premio de mejor libro de fotografía por Photoespaña.

Imagen de la serie "Sin título (Shot Girl)"
Imagen de la serie “Sin título (Shot Girl)”

Supo que se dedicaría al arte desde el mismo momento en que… Me abrí un fotolog. Yo estudié Bellas Artes, pero siempre con la intención de dedicarme al diseño. De hecho, me especialicé en diseño en la Universidad de Barcelona. Pero conforme iba terminando la carrera, me daba cuenta de que cada vez el diseño me interesaba menos y el arte más.

Coincidió mi último año de carrera con el auge de Fotolog y Myspace, redes sociales que tumbaban fronteras y te permitían llevar tu trabajo de forma inmediata a los ojos de cualquiera. Parece una tontería, pero ambas plataformas jugaron un papel importante en la visibilidad de mi trabajo más temprano. Enseguida comprendí que ese diálogo con el espectador, y la capacidad expresiva del arte, era lo que realmente me interesaba.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el mundo del arte para «sobrevivir»? No sabría decirte. Por suerte, el trabajo va llegando sin rarezas. Una vez me contrató un «angel» de Victoria’s Secret para hacerle un retrato. Yo alucinaba. Me pagó el viaje a Londres para retratarla, alquiló un estudio de fotografía y apareció allí con un séquito de ocho personas: Asistente personal, estilista, peluquero, maquilladora… Todo lo que yo nunca necesitaría, ni querría, para hacer uno de mis retratos. Estaba nerviosísimo y me sentía totalmente fuera de lugar. Al final, ella se quedó encantada con el resultado e incluso después, a mayores, adquirió dos de mis obras. Recuerdo llamar a mi madre emocionado, ¡Eran las primeras obras que vendía en mi vida! Ahí empecé a «sobrevivir».

Imagen de la serie "Boas Noites"
Imagen de la serie “Boas Noites”

Su yo virtual. Donde soy más activo es en Facebook, y aunque tengo también Twitter e Instagram, no les hago demasiado caso. Facebook lo utilizo sobre todo para informar sobre mis exposiciones y mis proyectos a todo aquel que pueda estar interesado, y a Instagram le doy un uso un poco más personal. Se acerca más a lo que es mi vida real, aunque no deja de ser una proyección idealizada. Por lo demás, lo único que consulto es la prensa escrita. A veces pienso que debería dedicar más tiempo a las redes sociales, pero muchas veces una presencia desmedida puede resultar contraproducente. Al final uno tiene que ser natural y hacer lo que le pida el cuerpo.

Imagen de la serie "El estudio"
Imagen de la serie “El estudio”

Dónde está cuando no hace arte. Me gusta la docencia. He dado cursos, talleres de artista y conferencias. Incluso he sido profesor asociado en la Universidad Autónoma del Caribe (Colombia). También he colaborado con medios como The New York Times o The New Yorker pero, a decir verdad, casi toda mi energía suelo dedicarla a mis proyectos personales.

Imagen de la serie "El estudio"
Imagen de la serie “El estudio”

Le gustará si conoce a… Me viene a la mente como referente Nikolay Bakharev. Adoro, sobre todo, sus composiciones, y ese valor añadido que algunos trabajos adquieren inevitablemente con el paso del tiempo. Disfruto mucho, también, de trabajos como los de Virxilio Vieitez o Hashem El Madani, en los que la fotografía es un valioso documento social que encierra pequeñas y grandes historias. Otros referentes podrían ser Marlene Dumas, Wolfgang Tillmans, Nadav Kander, Alec Soth… De mi generación, admiro el trabajo de Clara Montoya, Santiago Talavera, Pablo Barreiro, Mar Arza…

Imagen de la serie "Dopo Roma" (2016)
Imagen de la serie “Dopo Roma” (2016)

¿Qué se trae ahora mismo entre manos? Este año soy uno de los artistas residentes de la Real Academia de España en Roma. Estoy trabajando en un proyecto titulado «Dopo Roma (Después de Roma)». Se trata de una colección de fotografías de gran formato, un gran retrato generacional que pretende captar la naturaleza de la juventud italiana del siglo XXI.

En este caso, y siguiendo la estela de proyectos anteriores, retrato a jóvenes a la salida de diferentes «afters» de la capital italiana, justo cuando el día comienza a asomarse. El proyecto está todavía en proceso, pero ya se puede ver un adelanto en Roma, en la exposición «Processi 143», donde expongo una muestra del trabajo junto al resto de mis compañeros. Si no hay ningún cambio, el resultado final podrá verse en Madrid, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en febrero del 2017.

"Lipstick Mark", fotografía de Madriñán
“Lipstick Mark”, fotografía de Madriñán

¿Cuál es su obra favorita hasta el momento? Esa obra está todavía por llegar y vive en mi cabeza. Soy muy exigente y perfeccionista. De todas formas, siento un cariño especial por «Good Night London», que fue mi proyecto fin de máster y supuso un antes y un después en mi carrera.

¿Por qué tenemos que confiar en él? Porque trabajo desde la honestidad y la pasión. El resto de razones las encontraréis en cualquiera de mis retratos.

Imagen del conjunto "Boas Noites"
Imagen del conjunto “Boas Noites”

Texto publicado el 12 de julio de 2016 en ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *