Los Chapman, en el Museo Goya de Zaragoza

Los Chapman miran a los ojos al maestro en Zaragoza

Zaragoza ofrece en el Museo Goya una serie de exposiciones que confrontan sus fondos con los de artistas contemporáneos. Es el turno de los hermanos Chapman, que muestran «sus desastres» frente al pintor aragonés

Uno de los grabados de los Chapman inspirados en Goya

A finales de los años noventa, los hermanos Chapman (Jake y Dinos) lo hacían saltar todo por los aires cuando presentaban una serie original y completa de «Los Desastres de la Guerra» de Goya intervenida de su puño y puño. Casi veinte años después, lo que entonces era considerado casi una herejía entra ahora en un museo, y no en uno cualquiera. Se trata de la sacrosanta institución creada en Zaragoza para homenajear a uno de sus hijos (aragoneses) más insignes: el Museo Goya. Colección Ibercaja, donde es además exhibida de forma permanente la colección completa de las series grabadas del autor de la «Maja desnuda» y la «Maja vestida».

Uno de los grabados de los Chapman inspirados en Goya

El motivo es la celebración de un ciclo de exposiciones que quiere analizar la influencia de Francisco de Goya en los artistas contemporáneos, de forma que en estas mismas salas se han producido ya otros «asaltos» entre las obras maestras del aragonés y otras estampas de Salvador Dalí y de Pablo Picasso, a los que seguirá una última muestra que confrontará a Goya con la obra gráfica de Víctor Mira.

Dos cosas dejan clara esta comparecencia, la primera del ciclo entre el autor de las «Pinturas negras» y unos artistas extranjeros: Que los Chapman ya no son esos perros ladradores que fueron, puesto que ya entran en la institución como carne de museo que son. Hasta sus desplantes se han aburguesado. Por el otro, que esto sigue siendo cuestión de jerarquías: Goya, a un lado; ellos –que también llevaron a las tres dimensiones los motivos de «Los desastres», y nueva polémica al canto– en otro, y además en otra liga. Mientras, el show de la violencia que ambos denunciaron, cada uno en su época, continúa.

Uno de los grabados de los Chapman inspirados en Goya

Texto publicado en ABC Cultural el 13 de enero de 2018. Número 1.312

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *