Moisés Pérez Albéniz apuesta por las fórmulas de “pop art gallery”

La galería española Moisés Pérez Albéniz se muda (por unos días) a Nueva York

La firma madrileña se transforma en «pop art gallery» para mostrar estos días el trabajo de sus artistas residentes en la Gran Manzana. La galería apuesta así por formatos que amplíen la rigidez del modelo tradicional de negocio

Fachada de la galería en Nueva York

Es una idea que llevaba tiempo rondando en la cabeza de los responsables de la galería Moisés Pérez de Albéniz y que, desde la semana pasada, se ha hecho realidad realidad. El nuevo proyecto expositivo de esta firma madrileña supera sus límites físicos en la calle Doctor Fourquet para dar el salto a la Gran Manzana, donde, por unos días, la marca cuenta con una sede en la que desarrollar sus exposiciones.

Así, entre el 24 y el 29 de abril, Galería MPA New York celebró en un local alquilado para la ocasión en el Lower East Side en Manhattan, una muestra dedicada al joven pintor español Santiago Giralda. Desde el pasado martes y hasta este domingo, el número 2 de Rivington Street, junto al New Museum y al International Center of Photography, presenta en una exposición colectiva el trabajo de los siete artistas de la galería que residen actualmente en esta ciudad.

El proyecto se enmarca pues en el interés del equipo de Moisés Pérez de Albéniz por ensayar formatos y poner en práctica nuevas estrategias para la promoción internacional de sus artistas, respondiendo así a la tendencia actual del sector que, desde hace ya algún tiempo, viene investigando alternativas al modelo de las ferias de arte contemporáneo como único modo de presentar a sus representados fuera del espacio de sus galerías.

Detalle de la propuesta de Santiago Giralda

En palabras de su director, «se trata de darle un giro al panorama actual, de probar otros modelos y aceptar el riesgo que implica salir de la zona de confort y tener la capacidad de sorprender y renovarse». La galería tiene claro que el modelo galerístico tradicional «está estancado» y, aunque no se plantean abandonar su sede en Madrid (hasta el 19 de mayo, allí disfruta de individual fotográfica el británico Willie Doherty) sí que considera necesario apostar por estrategias que permitan seguir visibilizando a sus artistas, incluso, más allá de nuestras fronteras. En este sentido, el formato feria también tiene sus limitaciones, pues, tal y como explican desde MPA, no sólo supone un sobresfuerzo para cualquiera que aplique a ellas, sino que además, no se puede estar en todas las que se quisiera.

La exposición colectiva que ahora muestra en esta sede alternativa ha medido además muy bien sus plazos, pues coincide con una nueva edición de Frieze Nueva York. En ella se muestra el trabajo reciente de los siete artistas de la galería (incluido Giralda, que se encuentra desarrollando sus últimos trabajos en el Pratt Institute) que actualmente residen en la ciudad: Dennis Adams, Victoria Civera, Carlos Irijalba, Antoni Muntadas, Tony Oursler y Juan Uslé.

Detalle de la propuesta colectiva de la galería en Nueva York

Algunos de ellos viven allí desde los años setenta, como es el caso de Muntadas; otros, como Juan Uslé o Civera, combinan su residencia en la ciudad con estancias en España; Giralda y Carlos Irijalba fueron los últimos en llegar. A ellos se unen los dos americanos en cartera, Adams y Oursler. Entre todos, y a partir de diferentes técnicas –de pintura a instalación, escultura, obra gráfica y fotografía– componenhasta el día 6 de mayo una visión personal de forma coral de su experiencia en Nueva York.

Este destino es además un enclave en el que Pérez de Albéniz se ha movido siempre con comodidad. Y la idea es seguir experimentando con el modelo en el futuro. De hecho, ya está cerrada una nueva aparición esporádica de la galería en Londres en 2019. Porque, aunque sin abandonar Estados Unidos («Nueva York siempre está ahí», nos recuerdan), la galería quiere probar distintos escenarios que permitan la expansión de su proyecto.

La iniciativa de Pérez de Albéniz coincide con propuestas similares que amplian el concepto de lo galerístico. De hecho, y en las mismas fechas de su puesta en marcha, Nieves Fernández participaba en Berlín en No Place, un modelo de galería cooperativa que diluía a cinco firmas internacionales para conformar una nueva propuesta conjunta. Por su parte, también la murciana T-20 apostó el pasado año por un satélite en Londres, próximo destino de MPA, ocupando la sede de SCAN en la capital británica.

El equipo de la galería, en Nueva York (galerista y artistas)

Texto publicado el 4 de mayo de 2018 en la web de ABC Cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *