Crítica de la Bienal de Venecia 2022

Llorar sobre la leche derramada

Bienal ambiciosa, meándrica, la de Cecilia Alemani, aplazada y afectada por la pandemia. Tendente a lo historicista, tópica por momentos. No en todos los casos sale airosa

Esculturas del chileno Gabriel Chaile

Los que pudieron volver a Venecia hace ahora un año, en buena medida, para comenzar a preparar sus proyectos para la 59 edición de la bienal de arte que ya está en marcha, algo que sucedió tras un aplazamiento, una pandemia y un confinamiento, se encontraron con una ciudad diferente, vaciada, ‘recuperada’. Los que viven allí (los mismos a los que ahora se les escucha mascullar entre dientes «va’ a fanculo, turisti», mientras intentan alcanzar el portal de su vivienda), la sintieron como una cárcel, un martirio, un lugar del que escapar era imposible. Continuar leyendo «Crítica de la Bienal de Venecia 2022»