Alain Cugnenc. Pintor

«Me gusta pensar que modelo el color de mis pinturas como cuando modelaba cuerpos en arcilla»

Es uno de los integrantes de CasaSur, en Madrid, un pintor de origen francés que, sin embargo, se formó en la escultura. Sus retratos actuales absorben la fuerza y la violencia del ser humano, que él traduce a vibrante color. Su labor ‘da que hablar’

‘Selfie’ de Alain Cugnenc para ‘Darán que Hablar’ – Benjamin Ballesta

Nombre completo: Alain Cugnenc. Lugar y fecha de nacimiento: Béziers (Francia), 1 de abril de 1974. Residencia actual: Madrid. Formación: Licenciado por la Escuela de Artes Decorativas de Estrasburgo (Francia). Ocupación actual: Artista.

Qué le interesa. Me gustaría empezar aclarando que mi principal interés como artista es la pintura. Resulta curioso porque, al principio de mi carrera artística, yo era escultor. Manejaba varios materiales para crear volúmenes y formas corporales. Con el tiempo entendí que es con la pintura con lo que quería esculpir esos cuerpos. Es algo quizás contradictorio, pero me gusta pensar que modelo el color de mis pinturas como cuando modelaba los cuerpos en arcilla. Mi trabajo se ha centrado sobre todo en el cuerpo masculino, con figuras vistas a través de perspectivas inusuales, con colores intensos.

La mayoría de ellos son autorretratos. Cuando hablo de retrato no significa que los resultados sean necesariamente rostros. Para mí, pintar una mano, un pie, un cuerpo o hasta un detalle que pertenece a alguien es un retrato.

Pinto el cuerpo masculino sin ningún tipo de idealización, sin buscar la belleza, solamente la veracidad de la pose, subrayando con el color una violencia que todos tenemos dentro. Por violencia, entiendo toda la brutalidad que forma parte de la naturaleza humana. Cada hombre lleva la violencia intrínseca en su ADN, una fuerza que, en gran parte, nuestra sociedad democrática ha sabido controlar. Me gusta materializar este encuentro entre un cuerpo en apariencia en calma, relajado y ensimismado, donde el conflicto real se celebra en su inconsciente emocional.

Considero que el color es en gran medida mi lenguaje principal: me permite expresar unas paletas de emociones que abarcan desde mi mundo interior y mis sentimientos mas íntimos hasta el mundo que me rodea. Mis mezclas de tonalidades chocan entre ellas, buscan el dramatismo de luces y sombras, creando texturas y volúmenes.

Normalmente en la Historia del Arte, el desnudo masculino ha sido símbolo de poder y de fuerza. Mi interés principal es deconstruir y redefinir los códigos de la masculinidad. En mi trabajo, el hombre desnudo aparece vulnerable, imperfecto, solo consigo mismo y enfrentándose a sus propios miedos e incertidumbres, que son también los míos.

Una de las pinturas de Alain Cougnec – A. C.

De dónde viene. Mi obra ha sido expuesta principalmente en Francia, ya que llevo solamente diez años instalado en España. Participé en varias ferias en Europa y España, en Hamburgo, Montpellier, Londres, Lille y Madrid. He podido exponer mi trabajo en la galería Sophie Julien (Béziers), en las galerías Montsequi y Espacio Estrella en Madrid, en el Palacio Fortuny, también en la capital, y en el Centro de Arte Contemporáneo la Neomudéjar.

En este ultimo participé en un proyecto de reinterpretación de la obra del artista y ilustrador madrileño Lorenzo Goñi con un colectivo de catorce artistas internacionales. Ese proyecto en particular lo recuerdo como algo muy interesante y enriquecedor.

Una de las pinturas de Alain Cougnec

Supo que se dedicaría al arte… Desde pequeño era un niño turbulento e hiperactivo, y la única forma de calmarme era ponerme una hoja de papel en blanco y unos lápices de color. Así podía pasar horas dibujando sin hablar. En el colegio seguía dibujando en mis cuadernos a escondidas durante las clases que no me gustaban y me aburrían. Pero realmente fue en el instituto, gracias a una profesora de artes plásticas, cuando por primera vez medi cuenta de que tenía algo de talento. Ella me empujó a presentarme al concurso para entrar en la escuela de artes decorativas. El reto mas grande fue después el de convencer a mis padres de que ser artista era un trabajo posible. Discutir con mi madre sobre ello fue lo que hizo crecer en mí la determinación de ser artista.

Fragmento de una de las pinturas de Alain Cougnec

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? He de decir que lo más raro que los artistas hacemos para sobrevivir es precisamente trabajar en tantas cosas que no sean nuestra labor artística. Hoy en día sigue habiendo pocos creadores que pueden afirmar que viven el cien por cien de su obra. A lo largo de los años puedo decir que he conseguido reducir considerablemente mis otras ocupaciones y poderme dedicar más a mis pinturas. En este aspecto, me considero afortunado.

Fragmento de una de las pinturas de Alain Cougnec

Su yo «virtual». Uso las plataformas virtuales algo forzado por los tiempos en que vivo. Utilizo principalmente instagram, donde soy @cugnenc. Pero, para ser honesto, las redes sociales me resultan algo complicadas: sigo creyendo que el arte hay que vivirlo en vivo y es por eso que abrí mi propio taller de pinturas a pie de calle hace ya nueve años. Ver la gente que entra en mi estudio abierto, hablar con ellos y compartir mis procesos es realmente mi principal red social.

Detalles de una de las obras del pintor francés

Dónde está cuando no hace arte. Hace poco me uní a un colectivo de artistas que tiene un precioso espacio en la calle Tesoro en Madrid. El proyecto se llama CASASUR Art Lab y representa la unión de artistas internacionales que comparten su taller de trabajo. En instagram somos @casasur.madrid.

Fragmento de una de las pinturas de Alain Cougnec

Le gustará si conoce a… Caravaggio, Francis Bacon y Janny Saville siempre han sido para mí una gran fuente de inspiración. Por el uso del color, siempre he admirado a los expresionistas. Como colegas de mi generación me gustaría destacar a Marina Núñez: no la conozco en persona pero me fascina su trabajo. También teng oque mencionar a mi amigo y compañero de espacio Marcelo Mendonça, a Carlos Aires, que es para mí un gran apoyo que siempre da buenos consejos, al pintor Diego de Los Reyes y a Olivier Camen, que, mezclando pintura y costura, rescata la memoria histórica.

Una de las obras del pintor francés

Qué se trae ahora entre manos. Con mis nuevos compañeros de CASASUR, acabo de inaugurar una exposición colectiva llamada ‘Arquetipos: entre guerras y deseos’, donde tratamos el tema actual de la violencia de la guerra y sus repercusiones en nuestra sociedad. También estoy desarrollando un proyecto personal basado en la reintepretación de algunas esculturas clásicas mas icónicas, donde vuelvo a pintar solamente algún detalle de ellas utilizando mi proprio cuerpo y el de algunos de mis modelos.

«Reflexión»

Proyecto favorito hasta el momento. En general, no tengo un trabajo favorito pero el año pasado me desafié a mí mismo pintando una serie de cuadros de gran formato sobre soportes poco comunes. El mayor de ellos mide 2 metros de altura y está pintado sobre una tapa de madera de una caja de transportes de obras de artes, en concreto, esculturas. Se trata de dos manos agarrándose donde el punto de inflexión se sitúa en la punta de los dedos, donde se crea la tension de la duda de si esas manos se agarran o se sueltan. Ha sido un reto técnico y emocional.

Uno de los proyectos favoritos de su autor

¿Por qué tenemos que confiar en él? No estoy seguro de que sea un tema de confianza. Soy un hombre completamente comprometido con mi arte. Para mí, crear es algo necesario para mi bienestar. Por lo tanto, seguiré haciéndolo. Más que confiar en mí, me basta con que las personas sientan un vínculo con mi obra. Ver que mis pinturas no dejan indiferente e impactan tanto positiva como negativamente es un gran logro. Es difícil decir lo que puedo aportar de nuevo al ámbito artístico, salvo mi propia visión personal de las cosas. ¿No es esto algo que deberían definir los demás?

«Pie con sombra»

¿Dónde se ve de aquí a un año? Estoy emocionado por el cambio de taller y mi nueva colaboración en CASASUR. Espero que como colectivo crezcamos y tengamos más visibilidad. A nivel personal, espero estar más presente en el panorama artístico madrileño e internacional.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A Tomás Valdivieso.

Defínase en un trazo.

Texto publicado en la web de ABC Cultural el 18 de abril de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.