Crisis abierta en el MUSAC

El sector del arte clama por la «situación insostenible» en la que los políticos tienen sumido al MUSAC

En una carta abierta firmada por la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, que agrupa a las principales asociaciones del sector, se recrimina a la Junta y la Fundación Siglo de «injerencia» y un acusado recorte en los presupuestos

Fachada del MUSAC en León

Lleva tiempo siendo un clamor a voces, ya que su director actual, Manuel Olveira, no ha dejado de relatárselo a todo aquel que ha querido escucharle, aunque la sensación final es la del que predica en el desierto: la sitación del MUSAC, el museo de arte contemporáneo de Castilla y León, aquel que se inauguraba hace 15 años a golpe de talonario y fanfarria, es ya «insostenible».

Así, en una entrevista reciente a Diario de León, su titular dejaba claro cómo el coronavirus tan solo venía a agravar una crisis que se arrastraba desde hace años, en los que la externalización de servicios, la no renovación de personal o el retraso de pagoseran cuestiones que redundaban en la calidad de las propuestas generadas por el museo, y ponían en peligro su «funcionalidad».

Ayer, la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, plataforma que integra a las principales asociaciones profesionales de ámbito estatal del sector del arte actual –Asociación de Directores y Directoras de Arte Contemporáneo de España (ADACE), Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales (FEAGC), el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), la asociación Mujeres en las Artes Visuales (MAV) y la Unión de Asociaciones de Artistas Contemporáneos de España (Unión_AC)–, y que, por tanto, habla con propiedad en nombre de todo el ámbito artístico español, lanzaba un comunicado recogiendo el guante y lanzándole un cable.

En una carta abierta a Javier Ortega Álvarez, Consejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, y a Juan González-Posada, director de la Fundación Siglo, gestora del centro desde su arranque, manifiestaba su «preocupación ante la situación insostenible en que se encuentra un museo público como el MUSAC debido a la desatención de las administraciones responsables del mismo», que no dejan de ser las dos instancias a las que se dirige la misiva.

La Mesa Sectorial carga las tintas, sobre todo, con los presupuestos que en la actualidad maneja el museo, y que no han hecho más que sufrir recortes desde hace años. Así, considera «inaceptable» la reducción económica llevada a cabo por la Fundación a mediados de este 2020, a lo que se suma ahora «un nuevo recorte que afecta a la programación aprobada el 22 de noviembre de 2019 en el seno del Consejo rector»: «Por un lado, esta drástica rebaja hará inviable mantener las exposiciones y actividades previstas para este año y en un momento además en el que se celebra el XV aniversario del museo, rompiendo así los acuerdos tomados por dicho Consejo rector, su máximo órgano de gestión».

Manuel Olveira, actual director del museo

Según los datos aportados por su director, el presupuesto del MUSAC en 2019 fue de 5.036.403 euros. De ellos, 2.861.468 se destinaron a la «hipoteca» que aún planea del pago del edificio. Solo 709.367, se emplearon en programación y actividades y, el resto, para mantenimiento y personal. En octubre del pasado año el presupuesto para 2020 se cortó casi a la mitad (2.518.142 euros), año del 15 aniversario del museo, para el que ya se había preparado un programación especial que fue aprobada por el consejo rector en noviembre, y que finalmente el covid impidió, rematada después por un nuevo recorte presupuestario: «Primero nos suspendieron el presupuesto en marzo. Y en junio, la Fundación Siglo nos adjudicó 150.000 euros para exposiciones y actividades, recortando unos 430.000 euros del capítulo de actividad», admite Olveira.

Asimismo, y según el comunicado de la Mesa Sectorial, dicho recorte unilateral –«sin diálogo y a mitad de año»– es «contradictorio con el llamado Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social en Castilla y León, firmado por la propia Junta y por los partidos PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Por Ávila», y pone el acento en uno de sus párrafos, el que señala que «los firmantes también han acordado formalizar la ejecución, en su totalidad y conforme a su destino, del presupuesto de gasto en políticas culturales, patrimonio cultural, deportes y promoción turística», que, a tenor de los remitentes, «se está incumpliendo a todas luces».

Para la Mesa Sectorial, estas medidas se traducen en «una injerencia inadmisible que afecta gravemente, además de a la buena imagen del museo, a los derechos de la ciudadanía, que no podrá disfrutar de los contenidos programados, y a todos los agentes culturales (artistas, profesionales en el comisariado y producción de exposiciones, empresas culturales…), la gran mayoría de la Comunidad de Castilla y León, que verán mermados sus honorarios y sus oportunidades de trabajar».

Y aportan un dato más: «No se entiende que se realice una drástica reducción de los presupuestos del MUSAC, dificultando o impidiendo su actividad “ordinaria”, a la vez que se están aumentando “extraordinaria y generosamente” los presupuestos de otras instituciones públicas, e incluso privadas, que están pudiendo realizar actividades no programadas previamente». La asociación no lo menciona, pero se refiere –tal y como Olveira ya se ha encargado de hacerlo– a un nuevo festival de fotografía que la Junta quiere impulsar en 2021 en Palencia y a otro de literatura en toda Castilla y León, «para el que se contrata a una empresa privada».

Exposición de Teresa Gancedo en el Museo – ©FRANCISCO JAVIER DE LAS HERAS

Pero es asimismo, de manera encubierta, un dardo directo a otros de los caballos de batalla del sector estos días en la región; un movimiento que sonroja al más pintado: la injerencia de las administraciones públicas en Valladolid para, saltándose a la torera la programación estipulada por Javier Hontoria como director del Patio Herreriano, y obligando a cerrar antes de tiempo la muestra allí de Eva Lootz, introducir en este otro museo de la Comunidad, también en horas bajas, una muestra de dudosa pertiniencia y calidad deCristóbal Gabarrón, solo por el hecho de estar auspiciada por Naciones Unidas. La Mesa ya trabaja en otra campaña contra esta tropelía que en breve verá la luz.

Las asociaciones firmantes solicitan a la Consejería de Cultura y a la Fundación Siglo que «el museo, su director y todo su equipo sean tratados con la consideración y el respeto que merecen y que reviertan dichos recortes para que el MUSAC pueda seguir trabajando con la normalidad, independencia y excelencia con que lo ha venido haciendo hasta ahora». También, para evitar que este problema se mantenga en el tiempo, solicitan «que se dote al MUSAC de un presupuesto anual, instrumento necesario para planificar la actividad del museo a lo largo de todo el año, tal y como se ha venido haciendo desde su apertura en 2005».

Por su parte, dado que la renovación del contrato del propio Manuel Olveira finaliza en junio de 2021, la Mesa Sectorial recuerda a los políticos el deber de convocar un «concurso de dirección para el MUSAC en tiempo y forma, y de acuerdo con las buenas prácticas, de manera que el procedimiento garantice la libre concurrencia y el jurado sea independiente, profesional y paritario». La Mesa Sectorial se ofrece para asesorarles en lo que fuera necesario.

Texto publicado en la web de ABC Cultural el 20 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.