Daniel Castillejo deja la dirección de ARTIUM

Daniel Castillejo deja en octubre la dirección de un Artium «herido» tras diez años en el puesto

El todavía director del centro de arte de Vitoria, Daniel Castillejo, abandona su puesto en otoño por motivos personales, con una sensación agridulce debido a la incidencia de la crisis en su labor, y porque no es partidario de perpetuaciones en el cargo

Fachada principal de Artium

Daniel Castillejo, director de Artium, el museo de arte contemporáneo de Vitoria, comunicó recientemente al patronato de la Fundación del centro y a su comité ejecutivo su deseo de no continuar en el cargo más allá del 22 de octubre de 2018, fecha en la que se cumplirá diez años de su llegada al mismo. La decisión se ha hecho pública hoy en rueda de prensa, motivada con el fin de dar tiempo suficiente para la elección de un nuevo responsable del centro y para «facilitar la transición a una nueva dirección».

Castillejo ha explicado que su postura obedece a «motivos personales», que ha sido una elección «voluntaria», y que no ha sufrido ningún tipo de presión, dado que –como informa EFE– «incluso desde las instituciones le habían pedido que continuase». Asimsmo ha querido señalar, como reza el comunicado de prensa enviado por el centro, que considera «ajustado a las buenas prácticas en la gestión de entidades culturales limitar la duración de la permanencia en la dirección de las mismas», pese a que desde 2013 su contrato con la institución era de carácter indefinido.

Tras su renuncia, no quedará desligado en su totalidad del centro que aún dirige, dado que retornará a su puesto de conservador de la Colección

Daniel Castillejo (Burgos, 1957) fue nombrado director de Artium el 22 de octubre de 2008 tras concurso público y la defensa de su proyecto, sustituyendo en el cargo a Javier González de Durana, que llevó su rumbo desde su fundación en 2001. Tras su renuncia, no quedará desligado en su totalidad del centro que aún dirige, dado que, como indica la nota de prensa, retornará a su puesto de conservador de la Colección Artium, en la que trabaja desde la constitución de la Fundación Artium en 2001.

Castillejo, ante las puertas de ARTIUM (Foto: EFE)

En sus palabras, estos han sido diez años «muy intensos»: «Me he comido la crisis de la A a la Z», hecho éste que ha provocado que el museo haya perdido «un 31 por ciento de músculo económico». El actual «techo presupuestario» se ha convertido pues en un impedimento para llevar a cabo muchos proyectos, lo que ha resumido en «un sentimiento de fracaso» que le ha pasado factura tanto en lo laboral como en lo personal. De esta manera, ha querido dejar claro que sus «desencuentros» con las administraciones se han debido a cuestiones económicas ya que, según ha indicado, en materia de contenidos, ha propuesto «verdaderas locuras en forma de exposiciones que se me han respetado».

Asimismo, ha añadido que deja un Artium «herido» en una situación «más o menos estable pero recuperable»: «El prestigio que el museo tiene en el contexto español es sin embargo insuficiente en el ámbito local».

El actual «techo presupuestario» se ha convertido en un impedimento para llevar a cabo muchos proyectos, lo que ha resumido en «un sentimiento de fracaso» que le ha pasado factura

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, gran parte de la trayectoria del todavía director del centro alavés ha estado vinculada a la colección de arte contemporáneo de la Diputación. Castillejo empezó a trabajar en el Museo de Bellas Artes de Álava como técnico responsable de los fondos contemporáneos, lo que le permitió adquirir más de un millar de nuevas piezas. Participó en la apertura en 1989 de la Sala Amárica, el primer caso en Euskadi de sala pública de exposiciones dedicada a la creación contemporánea, de la que fue responsable hasta 2001. En esta etapa fue comisario de exposiciones como «20 años de coleccionismo público», o muestras dedicadas a Darío Urzay o Carlos Pazos.

En 2001 se incorporó al equipo de la Fundación Artium como conservador de la colección, y en 2008 fue elegido director del museo. Como conservador, comisarió exposiciones como «Gótico pero exótico», «Catarsis. Rituales de purificación», «Amar, pensar y resistir» o «No más Héroes», mientras que en su etapa de director ha sido responsable de citas protagonizadas por artistas como José Ramón Amondarain, Esther Ferrer, Luis Gordillo, Liliana Porter, Regina José Galindo, Juan Hidalgo, o Santiago Sierra, además de colectivas como «Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo» (coproducida con el CA2M), o «Violencia invisible».

Es además miembro de ADACE, Asociación de Directores de Arte Contemporáneo, y del IAC, Instituto de Arte Contemporáneo, del que fue presidente.

Detalle la muestra de Liliana Porter en Artium

Texto publicado en la web de ABCC Cultural el 20 de abril de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *