Javier Ruiz, pintor

Javier Ruiz: «Busco con mi pintura el impacto que se genera ‘al abrirse el telón’»

Fue uno de los artistas más aclamados en la pasada edición de Urvanity, de la mano de Víctor Lope. Su pintura no deja indiferente justo por la extrañeza que genera para hablar, en el fondo, de cuestiones que nos son tan cercanas. Él ya da que hablar

Nombre completo: Javier Ruiz Pérez. Lugar y fecha de nacimiento: La Carolina (Jaén), 19 de octubre de 1989. Residencia actual: La Carolina. Formación: Grado superior en ilustración. Ocupación actual: Artista.

Qué le interesa. Me alimento de la contemporaneidad para generar una reflexión vital. Mi obra es muy escenográfica: busco el impacto que se genera ‘al abrirse el telón’, una pequeña ventana al mundo que vivimos, que trata de reflexionar sobre todo aquello que nos preocupa, vida, muerte, anhelos… En las composiciones, genero una atmósfera romántica y decadente sobre un paisaje aparentemente tranquilo. Ahí, y junto a la expresividad de la pintura, los personajes van cobrando vida para acercarnos a los instintos humanos, a las pasiones, miserias y todo lo que rodea la existencia humana.

Detalle del montaje de Ruiz en Urvanity con Víctor Lope

De dónde viene. A nivel individual, he tenido exposiciones en España, Países Bajos y Reino Unido, y a nivel colectivo también en Italia, Alemania, Portugal y Estados Unidos. Creo que, sobre todo, destacaría tres citas: La primero fue en 2022 de la mano de Gabriel Rolt en Ámsterdam, una individual que me costó mucho sacar adelante pero cuyo resultado, en líneas generales, fue increíble. Poco después participé en una colectiva en la galería italiana Plan X, con la que actualmente trabajo, comisariada por Sasha Bogojev, la cual tuvo una rotundidad conceptual y estética entre artistas y espacio brutal. La tercera es el Solo Project en la pasada feria de Urvanity en Madrid con la galería Víctor Lope y comisariada por Victoria Rivers que fue, a todos los niveles y con diferencia, lo mejor que he hecho nunca.

'Vida plácida, protégenos de todo mal II' (2021)
‘Vida plácida, protégenos de todo mal II’ (2021)

Supo que se dedicaría al arte… Es curioso porque nunca lo he sabido con exactitud. Nunca ha sido una decisión elegida deliberadamente pero tampoco he dudado en que no fuera a ser así. Creo en esto como una profesión, pero también es una forma de aprender, de sentir y de vivir diferente y que no eliges tú. Eres simplemente así. Pienso que la decisión sería más bien: «No quiero dedicarme a esto», una opción más fácil pero menos sincera conmigo mismo.

Uno de los lienzos del pintor

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? Como reza una de las obras de Richie Culver: «Paint like you are poor. And if you are poor… Paint figurative» (Pinta como si fueras pobre. Y si eres pobre, pinta figurativo). Siempre tuve el retrato de la comunión de alguien que me sacara del atolladero, así que, como mucho, solo tuve que seguir pintando.

Detalle de la instalación del proyecto ‘Lejos quedó quien fuimos’

Su yo «virtual». Procuro ser bastante activo en este ámbito. De una manera u otra somos creadores de contenido y las redes son una medio muy directo para conectar con otras personas. Si hay gente que te sigue porque le gusta tu trabajo, probablemente también les guste ver el proceso, el día a día y a la persona que hay detrás de todo. También me nutro mucho de todo lo que veo «ahí dentro». No tengo preferencias muy marcadas. Me gusta encontrarme con casi todo de manera anárquica.

Una de las obras del artista

Dónde está cuando no hace arte. Mi manera de vivir no me ha dejado generar demasiados proyectos fuera de mi trabajo diario pintando. Siempre he tenido muchos cambios, pocos recursos y las ideas algo nubladas. Ahora, en cambio, todo está mucho más asentado tanto a nivel mental como a nivel logístico, y estoy empezando a valorar proyectos que ya tenía en mente desde hace tiempo. De hecho, voy a aprovechar esta entrevista como altavoz para contar que ya estoy trabajando para lanzar una beca de producción en mi estudio para 2024. Pretendo apoyar el trabajo de artistas jóvenes pero desde la perspectiva de la libertad más absoluta, sin buscar una finalidad concreta. Es decir, quiero que tengan el espacio de poder hacerse preguntas si es necesario, de echarse al barro, no quiero que se genere trabajo sin más.

‘Bailaremos juntos aunque no podamos movernos’

Le gustará si conoce a… Con el tiempo me he ido dando cuenta de que uno no puede tener referentes fijos. En teoría, deberíamos evolucionar y, por tanto, cambiamos como personas y como artistas, así que los referentes, inevitablemente, han de ser distintos. Pero es verdad, también, que desde hace 20 años se me eriza el bello cada vez que veo una obra de Lucian Freud. En cuanto a la artistas actuales, no sé si son colegas de generación pero me encanta el trabajo de June Crespo, Cristina Megías, Kiko Pérez, Eduardo Millán, Yann Leto

‘Duro fue aquello de enfrentarme a mí mismo’

Qué se trae ahora entre manos. Este mes de mayo tengo un ‘solo show’ en Droste Galerie y estoy completamente concentrado en ello. Es un cuerpo de obra pequeño en cuanto a número de piezas pero muy intenso en lo conceptual y visual. Lo inmediatamente posterior es otra individual con Plan X Gallery en Milán para mediados de julio.

‘Te daré todo el amor que llevo dentro’

¿Cuál es su proyecto favorito hasta la fecha? «Lejos quedó quien fuimos», el que presentamos en Urvanity Fair a finales de febrero, es el más completo hasta ahora y en todos los sentidos. A nivel técnico, creo que he crecido muchísimo en los dos últimos años, pero en este trabajo concretamente pienso que he subido un escalón más y que es lo mejor que he pintado. En cuanto a concepto y presentación, considero que fue acertadísimo por el momento y lugar en que se iba a desarrollar. También creo que conectamos muy bien con el espectador, cosa que quedó reflejada en las ventas. Todo esto fue gracias a la ayuda del equipo que trabajó en el proyecto pero sobre todo a Victoria Rivers, que estuvo dentro de principio a fin.

‘Un salto de fe’

¿Por qué tenemos que confiar en él? Es una pregunta que me incomoda muchísimo porque he pasado mucho tiempo diciéndome a mí mismo que no tengo que convencer a nadie de nada de lo que hago. Intento focalizar mi energía en hacer mi trabajo lo mejor que puedo. Con menor y mayor acierto. Por supuesto, tengo en cuenta todo lo que se mueve a mi alrededor pero desde una perspectiva completamente sana, sin prisas.

Detalle de la instalación del proyecto ‘Lejos quedó quien fuimos’

¿Dónde se ve de aquí a un año? Estoy viviendo una etapa muy bonita, profesional y personalmente. Solo espero que mi trabajo siga evolucionando, tener oportunidades nuevas y más ambiciosas y disfrutando de todo con la misma intensidad con la que lo hago ahora.

Defínase en un trazo.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A muchos de los artistas de la actualidad que admiro y que su trabajo y su dedicación me inspira cada día: Pablo Little, Pablo Merchante, Amaya Suberviola o Rosa Aguilar.

Texto publicado en la web de ABC Cultural el 9 de mayo de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *