Las mejores exposiciones de arte que deja el Orgullo 2024

Donde ondea la bandera

Los últimos días de junio, coincidiendo con el Orgullo, son sinónimo de decenas de exposiciones en clave LGTBi. Estas son las imprescindibles

Vuelve el Orgullo y con él las polémicas que hace que tengamos lasensación de vivir en un eterno retorno: que si ya no es un día, ni siquiera una semana, y que si ocupa todo un mes; que si los balcones institucionales deben o no llenarse de banderas; que si las citadas banderas deben llevar más o menos franjas; que si el cartel anunciador de tal o cual ciudad (a Madrid le ha tocado el gordo este 2024) es acertado…

Y mientras nos enredamos en estas diatribas, perdemos el foco de la cuestión que es la defensa y puesta en valor de unos derechos. Afortunadamente queda el ámbito de la cultura –y el del arte– para poner un poco de cordura en la cuestión.

De hecho, una de las citas centrales de la tupida programación al respecto de este año en Madrid justifica la existencia de un día, de un mes, de todo el año dedicado al colectivo LGTBAQ+, pues ilustra todos los estigmas asociados al mismo, ya sea por cuestiones de odio o por pura ignorancia. Así, ‘Stigmata’, comisariada porRicardo Recuero, Álvaro Morales e Iván Zaro en Swinton & Grant ha petición de la ONG Imagina MÁS, ‘verbaliza’ situaciones más evidentes como la serofobia (Bartolomé Limón), la bifobia (sobre todo aplicada a las mujeres, y de ahí la obra de Lidia Toga), la gordofobia (Aurora Duque) o el edadismo (Fabro Tranchida), y cuestiones más sibilinas como la ‘kinkifobia’ (Carlos Enfedaque), o ese arte de decirle a los demás que prácticas sexuales nos parecen o no correctas.

Arcoíris de Olga De Dios para «Stigmata», en Swinton and Grant

Reparamos en la aportación de Olga de Dios, que engloba a todas las demás al ocuparse de la LGTBifobia y que ella plasma en un arcoiris (uno de los símbolos del colectivo) con ojos (uno de los símbolo de la autora), que solo sonríe cuando le damos la vuelta: Con ello, queda claro que sí, que la fiesta es también un elemento reivindicativo y de resistencia necesario y propio de la comunidad gay.

A este mismo respecto, no dejen de pasar por La Fiambrera Art Gallery, donde Roberto Maján, con su personal estilo, homenajea el vogue y la cultura de los ‘ballrooms’ neoyorquinos de los 70 y 80 (si no lo han hecho ya, háganse un favor y busquen en sus plataformas la serie ‘Pose’, de Ryan Murphy), aquellos espacios libres de odio en los que la comunidad gay latina y negra podía deshinibirse y homenajear a sus referentes de la moda y la música (también parodiarlas) a través del baile. Sí: ‘Rupaul Drag Race’ ya estaba inventada. Su título, ‘Madrid is Burning’ es un guiño a uno de los primeros documentales, ‘Paris is Burning’, que en 1991 abordó el fenómeno.

Ilustración de Roberto Maján para «Vogue» en La Fiambrera

Y a vueltas con la cantidad de iniciales que debe contener la sigla, durante este mes (esta semana culminan sus actos) StudioRGF Arriaza11, base de operaciones de Roberto González Fernández, ha estado poniendo el acento en la G de ‘gay’ acogiendo distintas muestras pop-up sobre el deseo homoerótico masculino a distintos niveles críticos y con capítulos soberbios como los de David Trullo, Figueira & Gómez, Óscar Bermejo o Lázaro Louzao, arropados todos ellos con una muestra ‘pedagógica’ (no en vano, sus aportaciones eran reproducciones) de Tom of Finland, organizada por el Instituto Iberoamericano de Finlandia en Madrid, con el apoyo de la Embajada finlandesa y la Fundación de un creador que –mátame camión– a ojos de las nuevas generaciones (fluidas) representa ‘pura masculinidad tóxica’. Olvidan estas jóvenes miradas que si algo logró ‘el tío’ Tom fue superar la imagen débil esteriotipada del homosexual en su época y apropiarse de forma lúdica de espacios (el ejército, la policía…) donde imperaba el ‘Don’t ask, don’t tell’.

Dibujo de Oscar Bermejo para «Con G de Gay» en Arriaza

De esta última cita (que forma parte del festival Muestra T del MADO, con el apoyo del Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid, por despejar otros sambenitos ideológicos. Que cada vez se sumen más instituciones no es ‘pinkwashing’, es simplemente de sentido común) emanan nombres que podemos ver en otros destinos, como Marcelo Mendonça, Chema Perona o Mateo Fetén,que organizan, junto a otros creadores (Sebastián Boesmi, El Loco del Pelo Rizo, David Ortega…) en su Estudio Inverso ‘Culto al cuerpo’, un análisis sobre estética –y ética– asociado a lo corporal.

Como es habitual por estas fechas, este espacio se coordina con Casa Sur (con el que también comparten artistas para sus citas de estas semanas: Alain Cougnec, BichoRaro) para generar circuito, de forma que no olviden de pasar luego por su‘Trasformer’ (que es a sí mismo un homenaje a la recientemente desaparecida Roberta Marrero). Su filosofía referencia la capacidad del colectivo para apropiarse de términos usados en su día como armas de discriminación u opresión (del triángulo rosa nazi al ‘maricón’ como insulto). Lo ejemplifican bien Erik de Giles, Leandro Allochis o Doris Araújo.

Collage de Mateo Fetén para Estudio Inverso y su «Culto al Cuerpo»

Este año PHotoEspaña es buen granero de propuestas ‘orgullosas’. De la ya reseñada en estas páginas ‘Álbum de salón y alcoba’, de David Trullo en el Museo de Artes Decorativas o el Erwin Olaff del Centro Cultural de la Villa, a la pareja de baile que hacen Laura San Segundo y Alejandría Cinque en el del Romanticismo, que rememoran con una instalación fotográfica la cercana sala de billar, en su día, reducto masculino, campo de batalla ahora para la derogación de los roles de género; o el Filip Custic que se adueña del Cerralbo. No deja de ser de aplaudir que las instituciones más ‘historiadas’ hagan estos guiños. En las galerías, la realidad trans racializada impacta en los ámbitos de Formato Cómodo (Manauara Clandestina y Ventura Profana, que nos conducen más allá dle Oeste… Del Parque del Oeste); Germán Gómez recupera sus ‘Fichados/Tatuados’ en Factoría Arte y Desarrollo. En Memoria se habla de identidad femenina, todas las identidades femeninas, con Maya Goded.También en Yuri López Kullins se explora los ‘armarios’ sociales de la mano de José Angel Uberuaga.

Y antes de salir de Madrid (paradas en My Name’s Lolita Art, conFabio McNamara, la colectiva ‘De Guido Reni a David Hockney’ en Pelayo, 50, o el análisis fotográfico sobre el cruising de Jason Jackson, fundador de The Erotiese Project, en la Toby Gallery), mencionar el pequeño archivo con forma de cofre que el Ministerio de Igualdad y el de Exteriores desde Aecid y Cooperación Española dedican a la creación queer (‘@XES. Propuestas artísticas para una nueva arquitectura social’): inventario de artistas, ‘performers’, músicos (Cabello/Carceller, El Palomar, Flamenco Queer, Perla Zúñiga…), que crecerá con el tiempo. Y habrá que volver desde el 2 de julio a Archivo Arkhé para disfrutar de la primera individual de David Lozano e imbuirse en sus fondos LGTBi con la colectiva ‘Furor travesti’.

Fotografía de Jason Jackson fundador de The Erotiese Project en La Toby Gallery

Fuera de los límites de la capital, buenas iniciativas en Barcelona (Ineditad y ‘La ocasión la pintan queer’, acción benefica online que aúna a artistas y escritores. También en la web conviene repasar la selección de creadores en clave identitaria de Redcollectors); Valladolid (donde Cristóbal Tabares traslada su ‘Lago de los cisnes’ que mostró en el estand de ABC en ARCO’23 al Museo de la Escultura, dentro de la programación del festival Cultura Orgullosa, que también promueve el Ministerio); Valencia (‘Articulaciones del deseo’ en House of Chappaz) o Salamanca (Juanma Carrillo y su ‘Imagen promiscua’ en elMuseo de la Ciudad, expnadiendo las posibilidades de la IA).

Fotografía de Juanma Carrillo en el Museo de Salamanca

Volviendo al principio, en este eterno retorno a la pertinencia o no de un día, una semana, un año dedicado al orgullo, la bandera arcoíris de fondo. En realidad esta incluye todas las opciones sexuales y por eso donde ondea se hace hincapié en que ese es un ámbito seguro donde se respeta a todos. De ahí la sinrazón de arrancarlas. Mucho menos de un museo o una galería de arte.

Lienzo de Fabio MacNamara en My Name’s Lolita Art

Texto publicado en ABC Cultural el 29 de junio de 2024. Número 1.624

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *