Carmen Laffón (CAAC. Fundación Cajasol y Museo de BB.AA. de Sevilla)

«Yo no quiero ser famosa. Lo que quiero es ser pintora»

Sevilla se vuelca en las próximas semanas con una de sus artistas más icónicas, la pintora Carmen Laffón. Hasta tres exposiciones se complementan para ofrecer una exhaustiva lectura de su labor

Carmen Laffón, en una imagen de archivo también en el CAAC

No es Carmen Laffón (Sevilla, 1934) mujer de palabras (que sí de palabra). Ella prefiere refugiarse en el silencio de la pintura, que todavía hoy, después de tantos años, practica con la ilusión del primer día: «Es mi profesión, es mi vida», resume tajante. Por eso, si cabe, se agradece aún más esta entrevista. Sin embargo, estos meses no le va a quedar otra que exponerse mediáticamente: Sevilla le dedica el otoño a su obra con una triple exposición. La primera se inauguró este jueves en el CAAC, con su labor más reciente: un homenaje –que ya expuso hace unos meses en el Museo Patio Herreriano–a las salinas de Sanlúcar de Barrameda, su segundo destino preciado. Desde el día 28 de septiembre, la Fundación Cajasol muestra los tesoros que de la autora custodia en los fondos de su colección, mientras que el 1 de octubre, el Museo de Bellas Artes de la capital hispalense «recreará» su estudio, el primero, en la calle Bolsa de la localidad gaditana, aquel en el que se forja una trayectoria en la que Laffón ha sido fiel a sus orígenes, a la tradición renovada, al paisaje, a la pintura. Continuar leyendo «Carmen Laffón (CAAC. Fundación Cajasol y Museo de BB.AA. de Sevilla)»

Helga de Alvear (galerista y coleccionista)

Helga de Alvear: «¿Se puede separar la labor de galerista y coleccionista?»

Helga de Alvear es una de las mayores coleccionistas en Europa. En junio, Cáceres tendría que celebrar la ampliación de su museo, al que no deja de hacer aportaciones. Como el millón de euros que acaba de donar para luchar contra el covid

Helga de Alvear, durante una de las presentaciones de su colección en Córdoba

La galerista –y también coleccionista– Helga de Alvear (Alemania, 1936) es un buen ejemplo de que el confinamiento no ha parado al mundo del arte: Desde casa, ha seguido trabajando. Desde casa, coordina la apertura de la ampliación de su museo en Cáceres, prevista para junio, que podría retrasarse. Desde casa ha realizado una generosa donación de un millón de euros para la investigación de la vacuna del coronavirus. «Como te puedes imaginar, yo quiero retomar la normalidad cuanto antes, pero va a tocar esperar. Tampoco pasa nada. Aunque yo ya tengo 83 años…». Toda una vida dedicada al sector, que ahora desgrana al teléfono. Continuar leyendo «Helga de Alvear (galerista y coleccionista)»

La transición tranquila en Elvira González

Uno de los acontecimientos de la temporada que ahora comienza es el cambio de sede en Madrid de la galería Elvira González. Con ello se formaliza el paso de testigo de la veterana galerista a sus hijas. Con ellas hablamos, de pasado y de futuro
Elvira González (a la derecha) con sus dos hijas, Isabel y Elvira
Elvira González (a la derecha) con sus dos hijas, Isabel y Elvira (Foto: Belén Díaz)
Retira Elvira González (Madrid, 1937) unos papeles de la mesa en la que vamos a realizar la entrevista y aparece una foto dedicada de José Tomás:«Yo es que soy taurina», confiesa esta mujer con el candor con el que todo lo expresa. «Quieren que esta sea mi mesa en el despacho de la nueva galería, pero yo prefiero sentarme allí», dice señalando a la estancia, justo enfrente, en la que trabajan los asistentes. La veterana galerista, con una biografía inabarcable, fundadora primero de Theo y luego del espacio que lleva su nombre, se «retira» después de 50 años («ahora me toca opinar sin imponer», recalca). Cede el testigo a sus hijas, Elvira e Isabel, que llevan pilotando la nave de manera más intensa desde los últimos dos años, aprovechando el traslado de la galería a una nueva sede en la calle Hermanos Álvarez Quintero, en Madrid. Hablamos con todas ellas para repasar el pasado y el futuro de esta firma. Continuar leyendo «La transición tranquila en Elvira González»