Wolfgang Tillmans. Galería Juana de Aizpuru

Nostalgia de Wolfgang Tillmans

Wolfgang Tillmans vuelve a su galería en Madrid, la de Juana de Aizpuru, con sus divertimentos fotográficos con los que cuestiona los modelos, los formatos y los géneros asociados a la técnica

Si hay un artista que ha dedicado buena parte de su labor a «desacralizar» el aura de la fotografía, ese es Wolfgang Tillmans (Alemania, 1968). Es cierto que para esas miradas cultivadas hoy en Instagram (si tal cosa fuera posible) o demás plataformas visuales, su trabajo puede que no les diga mucho.

Sin embargo, el alemán irrumpió como un soplo de aire fresco en esos años noventa en los que la técnica era encumbrada en museos y mucho más en ferias con precios millonarios estratosféricos (justo los que ahora tienen sus obras, cuyos formatos de mayor envergadura alcanzan los 300.000 euros en tiradas bastante amplias), de manera que su forma de proceder (a saber: dando voz a aquellos a los que nadie escuchaba, a lo underground, a la cultura gay y de club; «confundiendo» -por mezclar las técnicas- sales de platas con fotocopias; en montajes en los que el perfecto enmarcado se contrapone a la obra sujeta con chinchetas) podía entenderse como «contracultura».

Un ya no tan joven Tillmans vuelve de nuevo a su galería en Madrid con un conjunto de obras que repiten todas estas estrategias, cuyo nexo de unión es el haber sido tomadas este verano. Una especie de diario de a bordo (y deléitense buscando aquellas para las que busca espacios especiales en la sala, junto al balcón o cerca del puesto de trabajo de la asistente de la galería),  en el que nos volvemos a encontrar con un autor que domina la técnica y se burla de ella como le place, homenajeando los géneros pictóricos por antonomasia (cuando no haciendo pintura con la foto, como en sus Greifbars. No es tonta la galerista, que se reserva la vista de uno de los mejores desde su despacho).

Uno de los «greifbar» del artista

Quizás lo que se le puede achacar es que cada vez se vuelve más y más nostálgico. Cosas de la edad.

Detalle del montaje de la muestra
Wolfgang Tillmans. Obra reciente. Galería Juana de Aizpuru. Madrid. C/ Barquillo, 22. Hasta el 15 de diciembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *