Lola Zoido (artista multidisciplinar)

«Aunque una IA pudiera reemplazarme, no se lo pasaría tan bien como yo trabajando»

Joven de cabeza bien amueblada, Lola Zoido se adentró hace unos años en la creación digital, de la que ahora recoge frutos, como muestra su individual en la galería Tuesday to Friday. Ella, ya da que hablar

Nombre completo: Lola Zoido Trujillo. Lugar y fecha de nacimiento: Zafra (Badajoz), 26 de junio de 1994. Residencia actual: Madrid. Formación: Graduada en Bellas Artes. Ocupación actual: Trabajadora Autónoma dedicada a la producción artística propia y a la creatividad digital.

Qué le interesa. A la hora de trabajar, me gusta observar las relaciones que establecemos con el medio digital y cómo influye este en nosotros en la forma de ver el mundo o de percibirnos a nosotros mismos. Una visión, por un lado, analítica pero sin dejar atrás la parte poética del cruce de ambas realidades. Los procesos también son una parte importe para mí, ya que me gusta reflejar esa dualidad mezclando los modos de hacer digitales y los físicos y observar qué es lo que pasa en las idas y venidas de estas materialidades.

Montaje de ‘Atrochando el territorio’, piezas en Ángeles Baños L. Z

De dónde viene. Me gusta haber podido mostrar mi trabajo en espacios muy diferentes entre sí: desde galerías como Ángeles Baños (Badajoz) o Tuesday to Friday (Valencia); a instituciones como CentroCentro (Madrid), el C3A (Córdoba) o el Centro del Carmen (Valencia); en pantallas publicitarias por todo Madrid par el festival de arte digital MMMAD o en las de dispositivos móviles con una pieza de realidad aumentada para la primera AR Biennale en Dusseldorf. Finalmente, también en festivales donde se combina arte y música, como LEV (Matadero, Madrid), o, el próximo mes de noviembre, en MIRA (Barcelona).

Trabajos de Zoido en el C3A de Córdoba L. Z

Supo que se dedicaría al arte… Aunque siempre he tenido claro que me dedicaría a algo relacionado con la creatividad, hasta hace poco tenía aún más seguro que en algún momento (más pronto que tarde), después de acabar Bellas Artes, tendría que abandonar la producción artística para centrarme en otro tipo de trabajo (que no es que sea menos válido).

Mi madre lo tuvo claro cuando visitamos la recreación del estudio de Francis Bacon en la galería Hugh Lane y dijo que yo iba a ser artista porque era igual de desordenada y desastrosa que el propio Bacon.

‘Esos lugares otros’, pieza para DiGallery L. Z.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? Raro no sé, pero algo irónico por lo menos: Cuando me mudé a Madrid desde Sevilla estuve trabajando un tiempo como auxiliar de sala en un museo. Me aburría muchísimo, ya que mi trabajo era estar de pie sin hacer nada. Pero he de reconocer que me gustaba mucho observar las reacciones de la gente al contemplar las distintas obras y supongo que siempre tendré la experiencia también de haber probado otro rol más de un espacio expositivo: no solo como artista o espectadora, sino también como empleada.

Detalle de los materiales de la artista en su estudio L. Z

Su yo «virtual». En Instagram soy @elezetate, y, a pesar de que el nombre cree un poco de confusión, es el que ingenuamente me puse hace casi 10 años; me da pena cambiarlo. No negaré que las redes sociales han sido un medio importante para el crecimiento de mi carrera. Parte de mi producción ha sido digital, así que plataformas como IG han sido claves para la difusión de mi trabajo (no tengo reparo en decir que el 90% de proyectos que me han surgido han sido a través de esta red social). A día de hoy, la gestiono como si fuera mi perfil de LinkedIn, comparto mis trabajos y esas cosas, aunque cada vez siento que estoy más desvinculada de esta red. La app. que más uso es la que me mide la glucosa con el sensor que llevo en el brazo: soy diabética.

Fragmento de uno de los vídeos de la extremeña L. Z

Dónde está cuando no hace arte. Este año he tenido la oportunidad de estrenarme como profesora en el Máster de Moda Digital del IED, y aunque siempre le he tenido cierto pavor a la docencia, ha sido una experiencia increíble. Hemos trabajado en la creación 3D y realidad aumentada y, para mí, lo más gratificante ha sido después de la confusión y los malos ratos que supone enfrentarse a este tipo de softwares por primera vez, ver como llegaba un día en el que algo hacia ‘click’ en los alumnos y alumnas y todo empezaba a cobrar sentido en el medio digital para desarrollar sus proyectos.

Vídeo de la serie ‘The Garden I Will Never Get To Have’ en Tuesday to Friday L. Z

Le gustará si conoce a... No suelo tener grandes referentes a la hora de trabajar en lo que respecta a nombres importantes de la Historia del Arte. Hay muchas cosas que me inspiran: videojuegos, cine… Pero, genuinamente, lo que más me inspira son mis amigos, muchos de los cuales tienen un trabajo increíble como Pau Jiménez, Teresa Rofer, Mayte Gómez Molina, Andrea Muniain, Marta Galindo, Caesar Arenas, Irani Inoriza… No es justo tener que elegir, pero tengo la suerte de estar influida por estas maravillosas personas.

Vídeo de la serie ‘The Garden I Will Never Get To Have’ en Tuesday to Friday L. Z.

Qué se trae ahora entre manos. Empiezo ahora mi residencia virtual en Tabakalera, la denominada ‘IMMATERIAL’, en la que desarrollaré un proyecto 100% digital enfocado a realidad virtual. También debería empezar (por mi propio bien) a planear mi exposición individual del próximo año en la galería Ángeles Baños: me hace mucha ilusión celebrar mi primera individual en mi tierra.

Vídeo de la serie ‘The Garden I Will Never Get To Have’

¿Cuál es su proyecto favorito hasta la fecha? Sin duda, la exposición individual que inauguré en la galería Tuesday to Friday el pasado Abierto Valencia. Para mí ha sido el desarrollo de parte de un proyecto que considero ya sólido y en el que confío. ‘The Garden I Will Never Get To Have’ ha sido la materialización de muchas ideas e inquietudes que me han ido surgiendo en los últimos años, y me ha servido como pilar para futuras propuestas. Ojalá poder disfrutar siempre tanto como lo he hecho preparando esta exposición.

Montaje de ‘The Garden I Will Never Get To Have’ en Tuesday to Friday L. Z.

¿Por qué tenemos que confiar en ella? Porque aunque una inteligencia artificial pudiera reemplazarme, no se lo pasaría tan bien como me lo paso yo trabajando.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Ojalá más descansada pero igual de bien acompañada 🙂 .

‘Dream Verse’ L. Z.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A Mayte Gómez Molina. No solo es una gran artista digital, sino que también destaca en la escritura. Me fascina como es capaz de llevar su sensibilidad hacia el medio digital a través de las palabras e imágenes. <3 .

Defínase en un trazo.

Texto publicado en la web de ABC Cultural el 24 de octubre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *