Regalar arte por Navidad

Regalar por amor al arte

El árbol de Navidad que Sean Scully ha diseñado para Londres

Al calor de estas fechas surge un nutrido número de iniciativas que invitan a buscar los regalos de Navidad en galerías y museos. De las propuestas de ARCO a las de «Un día es un día» o «Alégrame esas pascuas». Toca regalar con arte

«Me compro una obra»

ARCO se adelanta dos meses en el calendario y convierte en tradición su propuesta online «Me compro una obra». La mala noticia es que las piezas ofertadas les sale un euro más caras que en 2018, porque una de las premisas de la convocatoria es que sus precios no sobrepasen la cifra del año a punto de estrenar (2.020 euros), en el que se celebrará otra edición de la feria. De hecho, lo que se nos ofrece desde Koyac.net es un anticipo de lo que un grupo de galerías europeas llevará a Ifema en febrero. Naveguen con los ojos bien abiertos porque hay delicatessens de, entre otros, Luis Gordillo, Pep Vidal, Lilinana Porter o Roger Ballen.

«Kantharos»

Tenemos especial predilección por aquellos espacios artísticos que le cogen el punto a las fiestas y organizan propuestas específicas para las mismas, las cuales además buscan fomentar el coleccionismo desde perspectivas más amables. En la capital ya es un clásico el Mercado de Descartes en el estudio de FueradCarta, o el que el fin de semana pasado orquestaba, junto a otros, David Trullo en Malasaña (seguro que si se ponen en contacto con sus artífices, buenas propuestas aún les pueden ofertar).

Atiendan ahora a lo que programan en Madrid hasta mediados de enero Espacio Valverde (en un local contiguo a su galería) y 6más1: «Kantharos». Porque un jarrón es un buen regalo de Reyes. Pero, ¿cómo se enfrenta a su elaboración un artista? Hasta veinte, de la talla de Barceló, Miki Leal, Los Bravú, Mateo Maté o Litle, tienen una respuesta. La cerámica, tan de moda como técnica, depara buenas sorpresas.

«Cántaros», de Fernando Renes

«Un día es un día»

Saltamos de galería para entrar en el espacio de Álvaro Alcázar, que, con la colectiva «Un día es un día», rinde tributo al calendario, a pocos días de estrenar nuevo año. La muestra, hasta el 4 de enero, reúne a un total de 46 artistas, algunos habituales de la galería como Mari Puri Herrero o Simon Edmondson, junto a invitados como Leiro, Jorge Galindo, María Acuyo o Pedro Castrortega, que rinden homenaje al paso del tiempo. Parte de los beneficios obtenidos con las ventas irán destinados a la Fundación Pablo Hortsman y su unidad de cuidados maternales. Invertir en arte por una buena causa.

Una de as obras de la iniciativa

«Alégrame esas pascuas»

Cinco años lleva en pie esta iniciativa, que desde hace tres culmina en una exposición con los originales compilados, a modo de agradecimiento a los creadores que en ella participan. Una invitación abierta en redes para componer una obra original inspirada en todo lo que suscitan las fiestas navideñas, de devoción a desapego, y de la que forma parte la pintura de Juan Manuel Fdez-Pinedo que ilustraba nuestra portada del pasado sábado. Más de 140 artistas (Germán Gómez, María Carbonell, Montse Gómez Osuna, Julio Falagán, Alejandro Bombín, Aurora Duque…) participan este año, muchos de los cuales coinciden hoy en Madrid, en Factoría de Arte y Desarrollo, en un peculiar mercadillo para buscar comprador a su propuesta. Todas ellas se pueden también adquirir a través de la web de la galería.

«Papá Noel de Playmobil», de Gil Gijón

En clave infantil

No nos engañemos: en estas fiestas, los protagonistas son los niños. Por eso destacamos esos proyectos para ellos, con los que además pueden empezar a familiarizarse con el arte. En Madrid, por ejemplo, La Casa Encendida se convierte en una isla hawaiana para la cuarta edición de Libros Amigos, su festival infantil de arte y creación. La gran novedad de 2019 es que son los niños quienes han decidido parte de sus contenidos junto a un grupo de creadores formado por Isidoro Valcárcel Medina, Paloma Calle, Cristina Garrido y Marian Garrido.

El Museo ABC se alía con el mundo de los cuentos en la muestra ¡Cuidado! Están vivos y sueltos, con ilustradores como Benjamin Lacombe que han interpretado algún clásico (y donde también se despliega una bella retrospectiva de un experto en estas lides: el taiwanés Jimmy Liao). Por su parte, el Centro Cultural de la Villa ha preparado ¡Feliz aniversario Unima!, con marionetas procedentes de 30 museos de todo el mundo. Por último, La Panera, en Lérida, propone una visita el 3 de enero a su expo sobre la historia de la revista experimental La más bella, pero solo para abuelos y nietos. Las navidades como excusa perfecta para unir a las familias.

Una de las ilustraciones de Jimmy Liao en el Museo ABC

Otra clase de libros

Aunque puedan pensar que ya les hemos abrumado con tanta recomedación editorial en páginas anteriores, no olviden que muchas grandes exposiciones dejan catálogos que son auténticas joyas bibliográficas y perfectos regalos. Desde la última, la de Chema Madoz en el Botánico (texto editado por La Fábrica) a la fantástica Las genealogías del arte, en la Fundación Juan March, un manual complemento perfecto al ensayo visual desplegado en sala. O cualquiera de los del Museo del Prado: el que dejó Fra Angélico, el que acompaña ahora a Sofonisba y Lavinia Fontana, los de foto que publica Mapfre… Eso por no hablar de las ediciones especiales y de lujo que realiza la firma Artika con artistas. El último, Jaume Plensa.

Fotografía de Chema Madoz, ahora en el Botánico

El árbol de navidad

A falta este 2019 de la tradición de la Fundación Miró de encargarle a un artista una obra con «espíritu navideño» (el programa Nadala), tendremos que conformarnos con el árbol que en Londres, cada año, el Hotel Connaught asigna a un creador para que lo decore. Por el distrito de Mayfair, en Mount Street, han pasado ya autores comoDamien Hirst, Gormley o Tracey Emin. Este 2019 la línea la continúa Sean Scully. Las franjas de color que caracterizan su pintura quedan plasmadas en su abeto. El Museo del Prado ya se ha animado a poner uno. Se lo adorna Guille García Hoz. Y no nos apenamos del todo porque, gracias a la Casa Vicens, en Barcelona, también contaremos con otro árbol. Este emblemático edificio de Gaudí se alía este año con la Naturaleza y con la Fundación Ernesto Ventós, de la que mostrará en estas fechas parte de sus obras.

Decoración navideña en la Casa Vicens

A golpe de ratón

Si no son muy de ir de compras o prefieren evitar aglomeraciones, recuerden que casi todos los museos (así como muchas galerías) tienen divisiones online de sus tiendas que les facilitan la labor (en esto las del Museo Thyssen o el Guggenheim suelen ganar la partida). Pero preferimos centrarnos en espacios que venden arte desde la red las 24 horas del día, los 365 días del año. Como Gunter Gallery, con ediciones especiales de cara a Navidad. Este año realizaron un encargo a la artista Lisa Congdon. También es fácil encontrar en su site propuestas de su última pop-up con Ricardo Cavolo. Hay también artistas con webs muy interesantes. Repasen, por ejemplo, la de Irene Cruz (en la imagen, una de sus fotos), con su propio apartado para compras.

Obra de Lisa Congdon para Gunter Gallery

 

Al museo a celebrar

No habrá museo que no se plantee estas fechas con carácter especial. El Thyssen pone el belén y los villancicos (con la formación de cámara del Coro Talía) los días 23 y 30. La Fundación Tàpies realiza un mercadillo de Navidad. La LABoral, de diseño. En la Casa Natal de Picasso en Málaga, escape rooms en torno al pintor. El Museo de Arte Ruso o el Pompidou, en la misma ciudad, organizan talleres en torno a sus expos, como lo hace el C3A en Córdoba.

Mercadillo de Navidad en la Fundación Tàpies de Barcelona

De vuelta a la galería

Acabamos con galerías «invadidas» por el espíritu navideño. Tiempos Modernos realiza una selección de objetos y mobiliario del siglo XX especial para estas fechas. Olivart Art, en Barcelona, subasta obras de sus artistas para apoyar a la Fundación Arrels, volcada con los sintecho. Blanca Berlín seleccionará en enero fotografía «vintage» de Ortiz Echague, Bartolomé Ros, Terré Massats… En Fail Estudio (Murcia), Lucas Brox propone unas «Pycho Christmas» pictóricas hasta el 27 de diciembre, un cuento de terror Navideño, donde explora con un trazo desgarrador y una iconografía perturbadora, problemáticas sociales contemporáneas que subvierten, a golpe de efecto, el sentido y la forma en que vivimos esta época festiva. Por último, ProjecteSD presenta dos libros de dos de sus artistas estrella: Iñaki Bonillas y Pieter Vermeersch. ¿Alguien da más?

«Santa», por Lucas Brox en Fail Studio

Texto ampliado del publicado en ABC Cultural el 21 de diciembre de 2019. Número 1.404

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *