Del Hambre (ilustrador)

«Pertenezco a la generación con más estímulos por metro cuadrado de la Historia»

Durante el último Orgullo, Madrid se llenó de sus dibujos. Pero el trabajo de Del Hambre como ilustrador no tiene límites: campañas para la Unesco, publicaciones en prensa, su propia editorial… Su labor ya está dando que hablar

El “selfie” de Del Hambre para “Darán que Hablar”

Nombre completo: Fernando Del Hambre (alias «Del Hambre»). Lugar y fecha de nacimiento: Madrid, 30 de abil de 1977. Residencia actual: Madrid. Formación: Primero estudié artes gráficas y después pasé por la escuela de Arte nº 10 de Madrid. Ocupación actual: Ilustrador y director creativo «freelance».

Qué le interesa. En mis encargos como ilustrador, el componente «artístico» quizás pase a un segundo plano. Me refiero a que me parece más difícil y más importante transmitir una idea que una marca personal, aunque siempre está ahí tu manera de expresar las cosas, tu estilo o tu imaginario. Creo que, a nivel personal y profesional, para mí es muy importante poder probar y resolver de manera diferente en función del encargo. Es una manera de aprender y no aburrirme.

En mis trabajos personales, las influencias y motivaciones son muy variadas. Me encanta la estética «old school» relacionada con la música, los tebeos o el cine. El rollo «low fi» de los años 40 y 50 pero aplicado también a la gráfica. Al haber trabajado muchos años como director de arte en el mundo editorial, estoy bastante obsesionado con ese aspecto gráfico. Las cuadrículas, las composiciones en página, la tipografía… contar mucho sin que se note.

Uno de los dibujos de su última campaña para el Orgullo madrileño

De dónde viene. En cuanto a expos, cuando arranqué como ilustrador, participe en varias colectivas con el Injuve y llegué a estar hasta en el Museo Reina Sofía (de ahí, para abajo).

Ahora tengo de «minigira» algunos originales que han pasado por librerías y salas como Swinton and Grant (Madrid), Estudio 64 o Radio City (Valencia). También anda viajando uno de los últimos trabajos que realicé al año pasado para la Unesco sobre los pueblos indígenas.

El último proyecto público –y con el que estoy muy contento– fue participar en la cartelería de las celebraciones del Orgullo Gay del Ayuntamiento de Madrid. Se han podido ver por toda la ciudad durante las 2 semanas de celebraciones y fue un subidón estar con otros cuatro ilustradores –que además sigo– en una campaña así.

Una de las ilustraciones del encargo de la FAO

Supo que se dedicaría a la ilustración… He dibujado desde que era un crío porque es lo que más me gusta, pero nunca pensé que sería mi profesión. Ha sucedido de manera natural. Empecé a publicar en «El Mundo» hace ya casi 20 años, cuando salí de la escuela de arte pero no vivía de dibujar, no estaba centrado como para conseguirlo. Quizás fue hace cinco… Ya sabes: despido, manta a la cabeza, encender antorchas y decir: «Vas a vivir de esto ahora o nunca». Y, de momento, muy bien, oye.

Trabajo personal, no vinculado a sus encargos, de Del Hambre

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte y la ilustración para «sobrevivir»? Una vez tuve que pintar desnudo mientras detrás de mí dos osos hacían malabares con limones para una marca de licor ruso… No. Es broma. Nada raro hasta la fecha. Mi vida es la de un «dibujero ramdom». Horas y horas dibujando en casa, hablando con la cafetera y recibiendo collejas de tu chica para que salgas de tu burbuja.

Trabajo personal, no vinculado a sus encargos, de Del Hambre

Su yo «virtual». Trato de estar lo más activo posible en redes. Ahora mismo, estas son nuestro portfolio, la forma más efectiva de compartir nuestro trabajo y la mejor manera de estar al día y seguir a la gente que te gusta. Principalmente uso Instagram, Facebook, Behance y Pinterest. Pero ya te digo, para mostrar obra, no para lucir palmito ni estudio. Y tengo página web, claro.

Ilustración para prensa (revista «Icon»)

Dónde está cuando no hace arte o ilustración. Durante un par de años, junto a mi chica, lanzamos una editorial: La Decadente. Con ella publicamos un par de libros ilustrados.

El primero, «Humo», fue una obra colectiva pero invertimos el proceso. Les pedimos a 16 autores que escribieran un relato basado en mis ilustraciones y conseguimos juntar a gente de ámbitos muy distintos: Álvaro Sobrino (Visual) , Colectivo Juan de Madre, Lucía Taboada (La Ser), Manu Piñón («Cinemanía», «Rolling Stone» y «Vanity Fair») o Mario Suárez (Gunter Gallery).

El segundo fue un lujo, ya que publicamos un cuentito corto de 2 grandes, Serio Mora y Gustavo Roldán: «Las 13 muertes del hombre con sombrero». Para mí fue una maravilla trabajar con Sergio porque es uno de mis referentes desde hace mucho tiempo. Quedamos muy contentos con la edición y la aceptación que tuvo.

Desgraciadamente, tenemos la «edito» parada de manera indefinida… Ahora mismo, no me da la vida para mucho más fuera del curro.

Ilustración para prensa (revista «Gentleman»)

Le gustará si conoce a… Como te conté antes, mis referentes son la música, el cine, las series, la publicidad, el bazar chino y el kebab de mi barrio… Creo que somos la generación con más estímulos por metro cuadrado de la Historia. ¿Colegas a los que destaco? Mi top: Sergio Mora, Pablo Amargo, Santiago Sequeiros y Victor Puchalski.

Una de las ilustraciones de Del Hambre para prensa («Principia Magazine»)

Qué se trae ahora entre manos. Llevo algo más de un año trabajando para la Unesco como ilustrador y director creativo «freelance» en su comunicación, y ahora mismo estoy preparando toda la gráfica y las ilustraciones de dos eventos que lanzarán a final de año. Y haciendo pequeñas colaboraciones para prensa. Dibujo habitualmente para revistas como «Gentleman», «El País» y agencias.

Ilustración del proyecto favorito de Del Hambre para Greenpeace

Proyecto favorito hasta el momento. En los dos últimos años y casi como una bola de nieve, he tenido la suerte de trabajar con la FAO, WWF, la Unesco o Greenpeace en proyectos realmente bonitos.

Por un lado, me quedo con el encargo del calendario oficial de Greenpeace España para 2017. Me lo pasé genial y hace unos meses fue uno de los nominados en la categoría de diseño de los premios de la AOI (Association of illustrators).

Y por otro, todo el trabajo que vengo haciendo para la Unesco. Me parece increíble que apuesten tan fuerte por la ilustración para comunicar y para tratar de hacer llegar su mensaje a un mayor número de gente de una manera más actual. Destacaría el primero que les hice. En apenas 2 meses, tuve que ilustrar y diseñar la gráfica para una expo con 18 pósters sobre los pueblos indígenas, y que ha recorrido varias ciudades como París o Bonn. El próximo año irá a Costa Rica y Panamá.

Ilustración del proyecto favorito de Del Hambre para Greenpeace

¿Por qué tenemos que confiar en él? Porque soy «majérrimo». No se si aportaré algo nuevo, pero me dejo los ojos y la cabeza en lo que hago.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Con seguir igual, estará todo bien, pero a finales de año publicaré mi primer tebeo largo con Bandaápartey me veo pegadito de alguna manera a eso.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? Al gran Víctor Puchalski. Lo que está haciendo en el mundo del cómic este hombre –y sobre todo lo que va a hacer– a mí me asusta.

¿Cómo se definiría en un trazo?

Texto publicado el 1 de agosto de 2018 en la web de ABC Cultural

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *