Revisión del trabajo de Equipo Realidad en José de la Mano

La realidad, más fiera de como la pintan

Eclipsado por Equipo Crónica, Equipo Realidad también apostó por la figuración crítica en pintura desde los 60. La galería madrileña José de la Mano los reivindica

Antes del verano, la galería José de la Mano inició una línea de trabajo con la exposición del creador valenciano Julujama(acrónimo de Juan Luis Javier Marí) que para muchos (coleccionistas y público) pudo ser entendido como un golpe de dirección en la política de esta firma, ocupada hasta entonces de la recuperación de creadores españoles ‘olvidados’ de los sesenta y setenta y emparentados con la abstracción geométrica.

Julujama suponía apostar por una figura oculta, sí, pero también hacerlo por la figuración (que ya se había colado en otras entregas en esta misma galería, como la dedicada a Claudio Goulart, con el que compartía cuestiones temáticas como la de la identidad).

En esta nueva senda de José de la Mano (que convergerá en su estand de ARCO en 2024) tiene pues sentido, y provocará menos ‘descoloque’, su última ‘recuperación’, la de Jorge Ballester (1941-2014) y Joan Cardells (1948-2019), una nueva mirada a la figuración española del periodo del Desarrollismo.

Ambos conformaron el denominado Equipo Realidad, uno de los grupos que fraguaron en Valencia (el más significativo sería Equipo Crónica que, de hecho, es el que ha terminado por ‘imponerse’ historiográficamente hablando) y que adoptaron la figuración como herramienta crítica frente a una abstracción (el Informalismo imperante) que la propia dictadura franquista transformaba en el estilo oficial y paseaba por bienales y demás citas internacionales como imagen de modernidad y apertura.

‘Richelieu transnacionalizado II’ (1972)

Equipo Realidad, cuyo lema fue plasmar en sus obras «no la realidad, sino la imagen de la misma», entendió la labor artística como herramienta para la crítica política, y, de esa manera, llevar a cabo la transformación de la sociedad desde el arte, siendo recurrentes en su trabajo las alusiones a la represión, la guerra, pero también al consumismo en ciernes o el rol de la mujer moderna. Todo ello, acudiendo en muchas ocasiones a arquetipos de la Historia del Arte. No en vano, uno de sus primeros cuadros, no incluido en la cita, fue ‘Entierro del Estudiante Orgaz’, de 1966, en alusión directa al Greco, que da comienzo a una trayectoria que culmina en 1976, quizás por la reinstauración de la democracia en España, que supuso que el colectivo se separara, aunque uno de sus dos miembros lo intentó alargar un par de años más junto a un fotógrafo.

Y en esa década de vida, Equipo Realidad llegó a alcanzar notoriedad. Sus integrantes trabajaron en sus inicios con galerías como Val i 30 en Valencia (en esta ciudad, se conocieron estudiando Bellas Artes en la Escuela de San Carlos) y conBarandiarán en San Sebastián. Expusieron en el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, donde intiman con Eduardo Arroyo. Colaboraron con Estampa Popular, con la que desarrollan su dimensión gráfica y acabarán exponiendo en Madrid con Ynguanzo (1973) y con Joan Prats (1976) en Barcelona. Será su última individual en una galería. Han tenido que pasar 47 años para que se celebre la actual, que recoge ejemplos de algunos de sus conjuntos más relevantes.

Porque sus últimos rastros nos llevan, en 1993, al IVAM, que celebra su gran retrospectiva comisariada por Teresa Millet y J. J. Gandía Casimiro. Institución esta que se hace con sus bocetos para dos cómics (la cita actual de Madrid incluye uno ‘desclasado’ de ese paquete: el titulado ‘Zoe’). Por su parte, el Museo Reina Sofía posee su tríptico ‘Ochenta misses posando’. Una monografía de Javier de la Cruz de 2006 (Mira Editores) nos lo recordó recientemente.

‘Vista del Alcázar de Toledo durante el asalto en septiembre de 1936’, óleo de 1974

Trabajó este colectivo por ejes temáticos que solo a posteriori se agruparon en series. Las más antiguas son también las más pop (¡qué pronto llegó esta corriente a Valencia!) con buenos ejemplos como ‘El zurdo’ (puro Warhol, puro Lichtenstein) o ‘Romeo –¡un Alfa Romeo!– y Julieta’, con una modelo ‘empoderada’ que anuncia los cambios sociales a este respecto en nuestro país.

En la sala central, salto al blanco y negro (aunque es también de esta época, del conjunto ‘Del antiguo y ropajes’, un Richelieu inspirado en el de Philippe de Champaigne ‘travestido’ en bandera de España, con la Escuela de Bellas Artes de fondo para sutilmente criticar el poder político omnímodo y el academicismo de la educación artística); también a la serie más política: ‘Hazañas bélicas o cuadros de Historia’.

El apropiacionismo de nuevo como estrategia en ella, con imágenes extraídas de una enciclopedia argentina sobre la Guerra Civil. Se muestra una carpeta original completa de grabados (5 litos y 2 serigrafías) y dos lienzos, uno de ellos, ‘Paisaje de la Sierra de Cabells bombardeado…’, con un estilo pictórico desenfocado, muy Richter.

«El zurdo» (1967)

Pidan echar un ojo al catálogo de la muestra del IVAM y así descubrirán otras series de esta época como ‘Hogar, dulce hogar’, una crítica al consumismo, sofá de sky mediante, o ‘Retrato del retrato de un retrato’, con la Historia del Arte –Picasso, Goya– a cuestas. También en el almacén de la galería joyas gráficas como‘A colps’ (a golpes), la que fuera portada para una revista universitaria en 1968.

Ya saben: La imagen de la realidad y no la realidad misma. Porque cualquier parecido con (Equipo) Realidad es pura coincidencia.

‘Equipo Realidad (1966-1976)’. Equipo Realidad. Cuatro estrellas. Galería José de la Mano. Madrid. C/ Zorrilla, 21. Hasta el 14 de enero

Texto publicado en ABC Cultural el 2 de diciembre de 2023

2 opiniones en “Revisión del trabajo de Equipo Realidad en José de la Mano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *