Isidoro Valcárcel Medina («En función de 1, 2, 3…» Conde Duque)

«Quizás me guía un sentido estúpidamente optimista en todo lo que hago»

Si hay algo que le gusta a Valcárcel Medina, uno de los grandes popes del conceptual español, es tirarse a la piscina. Este miércoles lo hace en Conde Duque desde la danza. Todo preparado para su acción inédita ‘En función de 1, 2, 3…’

Valcárcel Medina en su domicilio (Foto: José Ramón Ladra)

Acabo esta charla con Isidoro Valcárcel Medina (Murcia, 1937), en su casa (él tiene ya un rango y un talento demostrado como para permitirse que sea en pantuflas) y me escribe en mi libro de visitas: «Aquí se habla de todo / Por ejemplo, de arte / También aquí sale a la luz / la paz del silencio… / en el sonido. / ¡Y no pasa gran cosa / Aquí por fin se hace la calma de la creación / que es de lo que se trata…». «Yo leo muy mal, pero ‘escribo’ muy bien», me confiesa, en el sentido de que la escritura ayuda a este veterano, uno de los grandes del conceptual español, a clarificar ideas. ¡Y claro que pasa! Bote pronto, que nos cuenta su proyecto inmediato, la semana que viene, en torno a la danza en Conde Duque, en Madrid. Y sus ideas sobre Afganistán, sobre el precio de la luz, sobre la pandemia, sobre el Mar Menor… También, como no podía ser de otra manera, su manera de afrontar el arte. Continuar leyendo «Isidoro Valcárcel Medina («En función de 1, 2, 3…» Conde Duque)»

La Ribot («Manual de uso». CGAC)

«El cuerpo es el paisaje más sublime de todos»

Reconocida con el León de Oro por la Bienal de Venecia de Danza, la versatilidad de La Ribot le permite desplegar su maestría también en museos, como el CGAC, donde ahora entra

La Ribot en una imagen de archivo (Foto: © BAK Gregory Batardon)

Preguntada por lo que supone para ella el León de Oro que le acaba de conceder la Bienal de Venecia de Danza este año, La Ribot (Madrid, 1962) admite seguir sorprendida. De sus palabras se deduce que no entiende cómo casa el clasicismo de una institución como aquella con su tendencia, desde sus inicios, a hacer trizas las convenciones. Algo que le ha permitido ser bien recibida en el ámbito de las artes vivas, las galerías y los museos. De hecho, la próxima semana entra en el CGAC como uno de los tentáculos de Plataforma, el nuevo festival de artes performativas de Santiago. La Ribot nos atiende al teléfono. Ensaya en Suiza lo que es desde ayer viernes la puesta en escena de una nueva Pieza distinguida, su corpus de pequeñas (grandes) acciones que tanta notoriedad le han dado. Sobre todo ello le preguntamos. Continuar leyendo «La Ribot («Manual de uso». CGAC)»